We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

SEVILLA, España, marzo, www.cubanet.org -El otro día, hablando con la hija de una señora que está muy enferma toqué este tema, y la mujer se mostró ambigua. Primero me dijo, ¿felices?. No sabía muy bien qué era.

Yo sé que la felicidad es algo muy sui generis, que todo el mundo no es feliz teniendo un coche deportivo o una mansión, porque a lo mejor les faltan otras cosas; pero a lo que iba: para ser medianamente feliz hay que tener asegurados unos mínimos, y estoy hablando de electricidad, comida; no sólo arroz y frijoles, sino otras cosas, como puede ser leche o chocolate, medicamentos… ¿libertad?, bueno, también…pero en algunos casos no es tan importante.

El caso es que en Cuba creo que hay mucha gente medianamente feliz, por lo que me dicen, a no ser que mientan. Hablan de cosas como: la economía no está bien, pero no sé si se preguntan por qué no está bien, o siguen creyéndose la trola de que la culpa es de los yanquis.

A veces me dicen que les gustaría tener un reproductor de video; esto no hace la felicidad, a mí se me estropeó el mío hace tiempo y no quise comprarme otro, pero distrae, y te cambia el chip. También me dicen que les gustaría tener una olla arrocera porque es algo imprescindible y la que tenían les duró cuatro semanas y media… “las cosas de los chinos”, les habrán vendido las ollas a precio de saldo y ahora estarán acordándose de la madre de todos ellos.
En fin no quiero entrar en cuestiones filosóficas; yo sé que la felicidad no depende de tener un reproductor de video, ni una olla arrocera, pero pienso que debe ser triste acostarse todas las noches con el estomago medio vacio, o con un dolor, por no haber encontrado un calmante, sobre todo para quien vive en una “potencia médica”.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *