We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Amaneceer en Haití, 2010, Oleo-Lienzo, 86 x 130 cm

LA HABANA, Cuba, marzo (www.cubanet.org) – Auspiciada por la Embajada de la República de Haití en Cuba, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, permanece abierta al público en el Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno (Paseo No. 304, municipio Plaza, Ciudad de La Habana), la exposición Amanece sobre Haití, de la artista naif, Bertha Dora Lemus (Santiago de Cuba, 1940).

La muestra está compuesta por 15 lienzos: Amanece sobre Haití, Limpieza espiritual, Artesanía religiosa, Encargo mortuorio, Flores para una ofrenda, El árbol de la curación, Makandal: la rebeldía, Dambalá: la dualidad, Erzulle: la guardiana, Medicina natural, Luces para Haití, Amarre afectivo, Fa-destino: armonía de la vida, Conmemoración de la patrona del puerto y Día y noche. Excepto está última, de 2011, las demás son de 2010 y en todas destaca la presencia femenina.

En las creaciones encontramos una profunda motivación y conocimientos de la mitología de la religión vudú (en Dahomey: espíritu) predominante en Haití. A través de la mujer-madre- protectora y soporte vital de la familia, que constituye la piedra angular de la sociedad.

En el folleto de presentación de la muestra, el Dr. Jean Maxius Bernard, antropólogo, Agregado Cultural de la Embajada de Haití en Cuba, escribe: “Además de la esperanza inherente de todo un pueblo que se expresa en las obras presentadas, resulta evidente el papel preponderante de la mujer, aparecida no sólo como la diosa principal de la religión vudú, sino también como jefa de la sociedad “matrifocal” que caracteriza todo el Caribe.

Recordemos que el mundo se estremeció consternado por el terremoto que azoló la pequeña y empobrecida nación haitiana el 12 de enero del 2010. El hecho motivó el apoyo regional y mundial para la recuperación del país.

En el caso de la artista, su sensibilidad, ante los escombros y las calamidades ocasionadas por el desastre natural, la llevo a elaborar la obra que le da título a la exposición. En ella un grupo de mujeres, en diferentes actividades, están a uno y otro lado de una grieta que se adentra en la tierra, y en el horizonte asoma la dorada luz del sol.

Al contemplar el cuadro Amanecer sobre Haití, nos llega el canto de amor y esperanza en el porvenir del pueblo haitiano. Así será la alborada que nos espera a los cubanos, al sanar nuestro país de los estragos del sismo económico, político y social que desde hace 52 años arrasa nuestra sociedad.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *