We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Miami

Expertos cubanos residentes en Estados Unidos emitieron opiniones encontradas tras la confirmación de Fidel Castro de que abandonó sus funciones de primer secretario del Partido Comunista hace cinco años, reportó la AP.

Muchos vieron en la confirmación, incluida el martes en una de las reflexiones del ex gobernante, la intención de dar mayor legitimidad a su hermano Raúl, quien encabezará el Congreso del Partido el mes próximo.

Otros, un movimiento de Castro para preservar su propio legado ante la serie de medidas económicas que deberá aprobar el Congreso, así como un recordatorio de la manera férrea en que se ejerce el poder en la Isla.

Un catedrático del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, Andy Gómez, afirmó que tanto él como otros estudiosos podrían haber subestimado la influencia de Raúl Castro en los últimos años.

"Esto es un respaldo simbólico al liderazgo de su hermano. La sombra de Fidel ha sido eliminada simbólicamente y de una manera diferente", señaló Gómez, quien advirtió que "si esta revolución, buena o mala, quiere sobrevivir, necesita dar el siguiente paso y ese siguiente paso es sin Fidel, y después, sin Raúl".

Castro, de 84 años, dijo el martes: "renuncié sin vacilación a todos mis cargos estatales y políticos, incluso al de Primer Secretario del Partido, cuando enfermé y nunca intenté ejercerlos después de la Proclama del 31 de julio de 2006, ni cuando recuperé parcialmente mi salud más de un año después".

Tomás Bilbao, director ejecutivo del Cuba Study Group, un organismo con sede en Washington que respalda una mayor interacción económica y académica con la Isla para ayudar a los cubanos a ser más independientes del gobierno, coincidió en que el comentario de Fidel Castro buscó darle una mayor legitimidad a Raúl Castro.

"Es un gran impulso en la credibilidad para Raúl y en las reformas que está intentando impulsar", dijo Bilbao.

Otros, en tanto, vieron una nueva estrategia de Fidel Castro para proteger su imagen.

"Fidel está reservando su credibilidad y su autoridad con el pueblo cubano en caso que algo salga mal en el Congreso del Partido Comunista o más tarde, cuando se den a conocer las 'reformas' de su hermano Raúl", señaló Pepe Hernández, líder de la Fundación Nacional Cubano-Americana.

"Fidel siempre se ha acreditado las victorias y ha culpado a otros de los fracasos", añadió.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *