We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Manuel Zayas Barcelona

Las instituciones culturales retiran el apoyo a este y otros eventos, mientras aumentan los recursos para la 'ciberguerra'.

Las autoridades cubanas han retirado todo apoyo al IX Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara Humberto Solás, que debía celebrarse en esa ciudad holguinera entre el 5 y 10 de abril próximos.

Funcionarios de la provincia de Holguín han decidido suspender el evento, según ha trascendido, aunque ni el Instituto Cubano de Arte e Industrias Cinematográficos (ICAIC) ni la dirección del Festival han emitido un comunicado oficial.

"Nada de lo que está pasando me asombra ni sorprende. Esto que nos parece absurdo forma parte del folclor burocrático, sobre todo porque se ha legitimado la impunidad de las decisiones", escribió el crítico cinematógrafico Juan Antonio García Borrero en su blog.

Por decisión del gobierno de Raúl Castro, el Ministerio de Cultura anunció un drástico plan de recortes en las subvenciones a eventos culturales, alegando como razón la severa crisis que afecta la economía cubana. Sin embargo, el gobierno ha decidido destinar más recuros a la llamada "guerra cibérnetica" contra los blogueros y las nuevas tecnologías.

El Taller de la Crítica Cinematográfica de Camagüey, que debió celebrarse del 15 al 18 de marzo pasados, también está en suspenso.

"Pongo el ejemplo que más cerca tengo a mano: diecisiete ediciones del Taller de la Crítica Cinematográfica, alguien (sin consultar con los de la provincia) decide que el evento no tiene relevancia, y suprime todo apoyo. Un grupo de personas protesta, expone en público su inconformidad, argumenta su malestar, pero el silencio sigue siendo la regla", señaló García Borrero.

En enero, la dirección del Festival de Cine Pobre anunció que la edición de este año sería más pobre que nunca, y que, de manera excepcional, esta vez no tendría carácter competitivo.

El Festival informó que las obras recibidas para participar en el concurso serían reservadas para la edición de 2012 y que todos los gastos de viaje y hospedaje en Gibara serían asumidos por los participantes.

Dadas "las dificultades económicas por las que atraviesa nuestro país, hemos optado por no solicitar los fondos que habitualmente han aportado el Ministerio de Cultura, el ICAIC y las entidades holguineras y gibareñas", dijo a fines de enero el director del Festival, Sergio Benvenuto, en un comunicado enviado a la prensa.

El Festival de Cine Pobre de Gibara celebró su primera edición en 2003, gracias a las gestiones del cineasta cubano Humberto Solás, fallecido en 2008. Para la edición de este año, estaba previsto un homenaje a su obra, en el aniversario 70 de su natalicio.

Con fuerte apoyo internacional, el evento tiene como patrocinadores a instituciones francesas, españolas, venezolanas y suizas, entre otras.

Una fuente consultada, que habló bajo condición de anonimato, dijo que la "decisión final de suspender" el festival habría correspondido a las autoridades de Holguín, que retiraron el apoyo institucional al ver que no se le había solicitado subvención alguna.

"Si el festival llevaba la alegría a un pueblo olvidado y medio fantasma, puede decirse que este año Gibara lo será más. Parece que los funcionarios tienen miedo a que el festival se convierta en un evento independiente", consideró la fuente.

Contra los blogueros independientes y la tecnología

En 2010, la dirección del ICAIC se implicó directamente en las confrontación con blogueros contestarios, a los que se impidió el acceso a la sala Chaplin, durante la Muestra de Jóvenes Realizadores, en La Habana.

Por intermedio del vicepresidente de la institución, Luis González Nieto, de otros funcionarios y de la policía política, los blogueros fueron insultados y discriminados. Una denuncia por "segregación", presentada ante la Fiscalía cubana por la bloguera Claudia Cadelo, autora de Octavo Cerco, no prosperó judicialmente, ni siquiera fue contestada.

No obstante, las autoridades del ICAIC parecen haber aprendido del incidente y este año la Muestra de Jóvenes Realizadores transcurrió sin contratiempos ni adversidades.

Lo que está teniendo lugar en el terreno cultural no asombra a los más avisados. En la reciente Feria Internacional del Libro de La Habana, el escritor estrella fue el Comandante en Jefe Fidel Castro. Cada libro suyo tuvo una tirada de 100.000 ejemplares, un privilegio del que no goza ningún escritor en la Isla.

Asimismo, por orden del gobierno cubano, se han aumentado los recursos financieros para la creación de un "ejército de cibernautas" leales al régimen que contrarresten las voces críticas con el sistema, dentro de lo que consideran "la guerra cibernética contra Cuba".

Entre las inversiones asumidas por el Estado cubano para la anunciada guerra, están la compra de cámaras fotográficas y de video, computadoras, conectividad a internet desde casa las 24 horas del día, armas con las que se está pertrechando al nuevo ejército de fieles.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *