We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Londres

Un representante del Vaticano en Trípoli dice que al menos 40 civiles han muerto en los ataques aéreos de los aliados.

El dictador libio Muamar Gadafi sufrió un duro golpe político con la deserción de su ministro de Relaciones Exteriores, Musa Kusa, aunque en el terreno sus tropas lograron hacer retroceder en el este del país a las desorganizadas fuerzas rebeldes, reporta la AFP.

La OTAN asumió este jueves el mando de las operaciones en Libia, tomando el relevo de la coalición internacional que desde el 19 de marzo dirigía la intervención contra las fuerzas de Muamar Gadafi, anunció el secretario general de la organización basada en Bruselas, Anders Fogh Rasmussen.

"La Alianza dispone de todos los medios necesarios para conducir sus misiones bajo el paraguas de la operación 'Protector Unificado': el embargo de armas, la zona de exclusión aérea (ambas operaciones ya asumidas desde hace varios días) y las acciones para proteger a los civiles y centros urbanos", agregó Rasmussen.

El secretario general de la OTAN está en contra de armar a los rebeldes libios, ya que considera que la Alianza interviene militarmente "para proteger al pueblo libio, no para armarlo".

Según el diario The New York Times, agentes de la CIA fueron desplegados en Libia para contactar con los rebeldes, mientras que la cadena ABC afirmó que el presidente Barack Obama autorizó a ayudar en secreto a los rebeldes.

"Decenas de miembros de las fuerzas especiales británicas y de agentes de espionaje MI6 trabajan en Libia", sobre todo recabando información sobre las posiciones de las fuerzas leales a Gadafi, agregó el diario.

En el plano político, el coronel Gadafi sufrió un serio revés con la deserción de su canciller, Musa Kusa, una de las principales figuras del régimen, anunciada a su llegada el miércoles a Londres.

"Nadie conoce mejor al régimen que Kusa"

Un alto responsable estadounidense calificó esta deserción de "muy importante", pues demuestra que quienes colaboran con Gadafi ya no confían en la solidez del régimen.

"Alentamos a todos aquellos que rodean a Gadafi a abandonarlo", declaró de su lado el Foreign Office en Londres.

La renuncia de Musa Kusa es "una señal de que los días del régimen están contados", declaró el jueves el ex ministro libio de Inmigración, Alí Errischi, al canal de televisión France-24.

"Siempre he dicho que los dirigentes libios son todos rehenes en Trípoli. Es increíble ver de qué manera Kusa logró escaparse. Gadafi ya no cuenta con nadie. Ahora solo quedan él y sus hijos", dijo.

"Nadie conoce mejor el régimen que Kusa", añadió Errischi, antes de vaticinar que "el reino brutal está a punto de terminar.

Musa Kusa, de 59 años, estuvo vinculado en los últimos años a todas las tratativas que permitieron que Libia volviera a ser frecuentable para Occidente.

En su condición de jefe del servicio de inteligencia, de 1994 a 2009, Kusa fue un hombre fuerte de los comités revolucionarios, columna vertebral del régimen libio y hombre de confianza de Gadafi.

El jefe de la diplomacia británica, William Hague, dijo el jueves que la justicia británica no ha ofrecido ninguna "oferta de inmunidad" a Kusa.

"Su renuncia muestra que el régimen de Gadafi, que ya ha visto varias deserciones importantes hacia la oposición, está fragmentada, bajo presión y hundiéndose desde dentro", afirmó Hague.

En el terreno, las fuerzas gubernamentales libias y los rebeldes se enfrentaban el jueves en la mañana en los alrededores de la terminal petrolera de Brega (este), según testimonios obtenidos a unos 30km del lugar por periodistas.

Los rebeldes instalaron un retén al este de Brega, en la carretera a Ajdabiya, y no era posible saber quién controlaba la terminal petrolera.

Según los testigos citados por la AFP había encarnizados combates en la ciudad, situada a 800km del este de Libia. Los periodistas oyeron aviones sobrevolar la región. Cinco bombardeos se escucharon con claridad, sin que fuese posible determinar los objetivos atacados.

Un capitán del ejército libio que se sumó a la rebelión dijo que Brega es escenario de batallas callejeras, y pequeños grupos leales a Gadafi "recorren la ciudad en vehículos y disparan contra la gente".

Las fuerzas leales a Gadafi reconquistaron el miércoles el puerto petrolero de Ras Lanuf, 370km, al oeste de Bengasi, bastión de los rebeldes, y avanzaron hacia Brega.

El régimen libio denunció el "sostén" militar de la coalición internacional a los rebeldes, cuyo avance fue frenado en los últimos días por las tropas leales a Gadafi.

Unos 40 civiles mueren en ataques Trípoli: funcionario Vaticano

Este jueves, un funcionario del Vaticano dijo que al menos 40 civiles han muerto en los ataques aéreos de las fuerzas occidentales a objetivos en Trípoli, informó Reuters.

"Los denominados ataques humanitarios han matado a decenas de civiles en algunos vecindarios de Trípoli", declaró Giovanni Innocenzo Martinelli, el vicario apostólico de Trípoli.

"He recogido testimonios de varios testigos fiables. En concreto, en el barrio de Buslim, debido a los bombardeos, un edificio civil se derrumbó, matando a 40 personas", dijo a Fides, la agencia de noticias de la división de misiones del Vaticano.

Las autoridades libias han llevado a los periodistas extranjeros a los lugares que fueron objeto de los ataques occidentales en Trípoli, pero las evidencias de víctimas civiles no han sido concluyentes.

"Es verdad que los bombardeos parece que han acertado bastante el objetivo, pero también es verdad que cuando alcanzan objetivos militares, que están en medio de vecindarios civiles, también hay población implicada", dijo Martinelli.

"Ayer vi que uno de los bombardeos había alcanzado, aunque indirectamente, algunos hospitales. Para ser preciso, uno de esos hospitales que está en Mizda", dijo, mencionando un pueblo unos 145 kilómetros al suroeste de la capital.

Martinelli dijo que las condiciones de vida en la capital libia son cada día más difíciles.

"Por eso digo que una solución diplomática es el principal modo de poner fin al derramamiento de sangre entre los libios, ofreciendo a Gaddafi una salida digna", concluyó.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *