We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias La Habana

Recuerdan que continúan vigentes las leyes que permiten al régimen encarcelar opositores.

Miembros de la disidencia interna celebraron este martes el cercano fin del proceso de excarcelaciones de los opositores del Grupo de los 75, pero coincidieron en que no ha cambiado la situación de los derechos humanos en la Isla y en que aún hay presos políticos, reportó EFE.

Los opositores calificaron de "buena noticia" y "victoria" el anuncio de la Iglesia Católica de que serán liberados los dos miembros que aún quedan en la cárcel del Grupo de los 75 condenados en la oleada represiva de 2003, adoptados todos como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional.

El disidente Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo, consideró que el fin del proceso de excarcelación de esos presos supone "una victoria del humanismo y de la perseverancia de sus familiares y de los opositores que reclamaron su liberación".

Fariñas, quien en 2010 realizó una prolongada huelga de hambre y sed para pedir la liberación de los presos políticos más enfermos, consideró que el "próximo paso para la oposición pacífica cubana" será concentrarse en que el Gobierno "no cree más presos políticos".

Recordó que siguen existiendo "las leyes que mantienen a los presos políticos o de conciencia tras las rejas".

Berta Soler, una de las portavoces de las Damas de Blanco, colectivo de esposas y familiares de los presos políticos, dijo que "la lucha" del grupo de mujeres continuará pese a la excarcelación de todos los miembros de los 75.

Soler recordó que si bien las Damas de Blanco surgieron a raíz de las detenciones de esos disidentes en 2003, desde hace unos tres años decidieron extender sus reclamos a la liberación de todos los presos políticos, que según sus cálculos sobrepasan los 70.

El proceso comenzó hace nueve meses, cuando el Gobierno de Raúl Castro se comprometió ante la Iglesia Católica y el Gobierno de España a excarcelar gradualmente a los 52 opositores del Grupo de los 75 que quedaban en prisión.

Los primeros en salir de la cárcel fueron 41 opositores que partieron al exilio junto a sus familiares. Las excarcelaciones de los que se negaron abandonar Cuba demoraron más y sólo este martes la Iglesia anunció su fin.

Gerardo Ducos, un experto sobre Cuba de Amnistía Internacional, opinó en Londres que la excarcelación de los 75 llega "ocho años tarde", reportó la AP.

"Pero estoy muy alegre saber que no habrá presos de la conciencia en Cuba", dijo Ducos.

En La Habana, el portavoz de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, destacó que el anuncio de esas dos últimas liberaciones es una "noticia muy buena", pero recordó que "aún continúan las leyes que mantienen a presos políticos tras las rejas".

El Gobierno "continúa criminalizando" el ejercicio de derechos civiles, políticos, económicos e incluso culturales, dijo Sánchez. "Excarcela con una mano y encarcela con la otra", resaltó, tras precisar que desde diciembre pasado se han reportado ocho nuevos casos de presos políticos.

También se refirió a la excarcelación y traslado a España de otros presos, al margen del Grupo de los 75, e indicó que 40 de ellos, cuya excarcelación ya se anunció, aún esperan para viajar.

Denunció que Madrid está aceptando "irregularidades" como el caso de Néstor Rodríguez Lobaina, detenido desde diciembre de 2010 sin juicio.

Rodríguez Lobaina, cuya excarcelación y viaje a España también se anunció este martes, es presidente y cofundador del Movimiento Cubano Jóvenes por la Democracia y fue reconocido recientemente como prisionero de conciencia por Amnistía Internacional.

Para la Comisión, la excarcelación bajo la figura de "licencia extrapenal" que ha sido otorgada a los opositores del Grupo de los 75 que rechazaron el exilio, representa un peligro, ya que siguen "bajo condena" y pueden ser devueltos a prisión cuando le convenga al régimen.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *