We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Damasco

El gobierno sirio dirigido desde 2003 por el primer ministro Mohamad Naji Otri presentó el martes su dimisión al jefe de Estado, Bashar Al Assad, quien la aceptó, anunció la televisión pública, reportó la AFP.

"El presidente Assad aceptó la renuncia del gobierno", afirmó la televisión.

El nuevo gabinete, cuya composición probablemente se conocerá hacia fines de esta semana, deberá llevar a cabo el programa de reformas que Bashar Al Assad tiene intenciones de anunciar en breve.

Entre dichas reformas figurarán la anulación del estado de emergencia, la liberalización de la prensa y la instauración del pluralismo político, medidas exigidas por el movimiento de protestas desatado hace dos semanas en Siria.

La dimisión del gobierno era esperada. Se produce en momentos en que el régimen se enfrenta a manifestaciones en varias ciudades del país, en la línea de las revueltas que atraviesa el mundo árabe.

Assad, cuya familia gobierna Siria desde hace 40 años y siempre ha reprimido implacablemente el disenso, está tratando de calmar la furia creciente con concesiones.

La violencia ha puesto de relieve las tensiones religiosas por primera vez en varias décadas. El tema es tabú en un país de mayoría suní gobernada por la minoría alawita, una rama del chiísmo. La mayoría de las posiciones de poder, incluida la presidencia, está en manos de los alawitas, reportó la AP.

Sin embargo, la libertad económica y la prosperidad creciente le han granjeado a Asad el apoyo de la rica clase mercantil suní.

Assad preside el país desde hace once años, cuando sucedió a su padre Hafez.

El malestar de la población tendría consecuencias mucho más allá de las fronteras de Siria, un país estratégicamente situado, dado su papel como principal aliado árabe de Irán y combatiente de vanguardia contra Israel.

Estados Unidos considera a Siria un factor de desestabilización regional. Damasco es aliado de la milicia libanesa Jezbolá y refugio de alas extremistas palestinas.

Sin embargo, ha tratado de superar el aislamiento internacional. Washington adoptó recientemente una posición conciliadora hacia Siria para tratar de alejarla de Irán, Jezbolá y Hamas, aunque con escasos resultados.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *