We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

DDC Madrid

El ex preso Juan Francisco Marimón, desterrado a España en noviembre pasado, denunció que su casa en Pinar del Río ha sido entregada, sin su autorización "a personas desconocidas", con lo cual el régimen de la Isla estaría incumpliendo su promesa de "respetar" las viviendas en la Isla de los deportados, informó el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en Madrid.

Marimón fue condenado en 2003 a 10 años de cárcel bajo el cargo de "terrorismo". Según datos del Directorio Democrático Cubano, con sede en Miami, fue capturado en un intento de emigrar ilegalmente en una pequeña embarcación de pesca. Pertenece a los ex presos que el gobierno cubano a enviado a España en los últimos meses, sin relación con el Grupo de los 75 disidentes encarcelados en la primavera de 2003.

Según el Observatorio, el gobierno cubano prometió a Marimón y otros presos que no perderían sus viviendas en la Isla, pero cuatro meses después el ex preso supo que autoridades de Pinar del Río exigieron a Mariolis Benítez, quien había quedado a cargo de la casa, que entregara las llaves.

"Acto seguido", la vivienda fue otorgada a una familia de San Luis.

Según Marimón, intervinieron en la confiscación de su casa funcionarios del gobierno municipal y de la Dirección Municipal de la Vivienda.

"Con esta expropiación las autoridades de Cuba violan otro de los compromisos que en julio del pasado año contrajeron públicamente luego del acuerdo en que participa además el gobierno de España y la Iglesia Católica cubana", dijo el Observatorio.

Añadió que han conocido que las personas que quedaron a cargo de sus viviendas en la Isla, "han sido notificadas por las autoridades para que las abandonen".

El Observatorio, integrado por ex presos desterrados del Grupo de los 75, aseguró que hubo un "compromiso" del régimen de que las casas de los deportados "serian respetadas, que no las perderían".

El gobierno suele confiscar las propiedades de quienes abandonan la Isla definitivamente y repartirlas según sus intereses.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *