We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

DDC Santiago de Chile

Según un diario chileno, los Castro abrieron fuego contra él tras la llegada de la derecha a La Moneda.

Un informe del Partido Comunista, en abril de 2010, terminó por sepultar la historia de buenas relaciones del empresario Max Marambio con el régimen cubano, informa el diario chileno El Mostrador.

El documento dejó en evidencia que la empresa de alimentos Río Zaza, cuya propiedad compartía con La Habana, habría aplicado sobreprecios y cometido fraude.

El jueves, un año después de conocerse las imputaciones, la Fiscalía, tras juzgarlo en ausencia, le imputó los delitos de cohecho, falsificación y estafa. Y también pidió que sea castigado con 20 años de cárcel.

El abogado de Marambio, Juan Pablo Hermosilla, consideró que la alta pena solicitada obedece más bien a "pugnas políticas", considerando que se trata de un delito de índole económica.

"Acá el problema tiene que ver, pero es una especulación, con ciertas dinámicas del poder interno en Cuba, justamente por la pérdida de poder de Fidel (Castro) y por el gran poder que ha tomado Raúl (Castro) en el último tiempo", señaló el profesional en declaraciones a Radio Cooperativa.

Hermosilla consideró poco legítimo que el proceso se desarrolle en ausencia, considerando que "de acuerdo a la ley chilena y las convenciones internacionales esto está prohibido, porque ¿cómo se podrá juzgar a una persona sin estar presente?".

Finalmente dijo que el gobierno cubano no optó por la vía de la extradición, ya que está consciente que una solicitud en ese sentido será rechazada por los tribunales chilenos.

Ajuste de cuentas

Todos los supuestos delitos e irregularidades en los negocios de Marambio fueron puestos en contexto por un cercano al ex guardaespadas de Allende, que habla de persecución en su contra por el rol protagónico que jugó en la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami y el estilo poco ortodoxo del candidato.

"Hace un año —en 2009—, sus empresas eran puestas como ejemplo de cómo hoy se hacen las cosas bien en Cuba, y ahora, de la noche a la mañana, un día después de la elección del 13 de diciembre, las mismas prácticas cotidianas, aceptadas y promovidas por Raúl se convierten en ilegales", dijo.

Según él, detrás de las situaciones mencionadas en el "dossier Marambio" se escondía el hecho de que los cubanos "le quieren pasar la cuenta" al ex amigo por haberlos convencido de que el único candidato presidencial de izquierda o progresista que tenía chances de derrotar a la Concertación en la elección pasada era Marco Enríquez.

Cuando en realidad, según la lectura de La Habana, lo que hizo fue abrirle las puertas de La Moneda al primer gobierno de derecha democráticamente elegido en los últimos 50 años, con el consiguiente cambio en los equilibrios políticos en Latinoamérica, que son estratégicos para la sobrevivencia del régimen de los Castro.

De hecho, hasta la llegada de Sebastián Piñera al gobierno, Chile no se había alineado de modo frontal contra el régimen de La Habana.

En ese proceso, el núcleo de confianza de Raúl Castro no le perdonó al jefe político de Ominami no haber apoyado de manera decisiva a Eduardo Frei en la segunda vuelta presidencial de enero de 2010.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *