We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Londres

El dictador libio, Muamar el Gadafi, pidió este martes a la coalición internacional que cese su "agresión salvaje" contra Libia e insistió una vez más en que su país no tiene ningún problema y que todo lo que ocurre es "una lucha contra Al Qaeda", informó Reuters.

En una carta difundida por la agencia oficial libia Jana y destinada a los participantes en la cumbre sobre Libia que se realiza hoy en Londres, Gadafi dijo que los aliados están procediendo a la "exterminación" del pueblo libio.

El coronel comparó las acciones de la coalición internacional con "la invasión de Europa por Hitler y el bombardeo del Reino Unido" y afirmó que se encuentran "al margen de la carta de las Naciones Unidas".

"No hay ningún motivo interno que haya generado en Libia ninguna crisis, el poder está en las manos de los libios, el petróleo es propiedad del pueblo y las armas también. No hay poder", insistió y aseguró que no existe un ejemplo en el mundo de la democracia libia, "aparte de Atenas" con anterioridad al nacimiento de Cristo.

Gadafi dijo que su régimen acepta toda decisión que emane de la Unión Africana (UA) y del comité de esta organización puesto en marca en relación con la crisis libia.

Asimismo, destacó que su país abandonó el programa nuclear, se unió a la alianza internacional contra el terrorismo, frenó la emigración ilegal hacia Europa y desempeño un "papel importante" en el mantenimiento de la paz en África.

Conferencia en Londres para trazar el futuro político de Libia

Unos 40 países y organizaciones se reúnen este martes en Londres para consolidar la coalición internacional y trazar el futuro político de Libia después de Gadafi.

La reunión es la primera del llamado grupo de contacto formado por la docena de países de la coalición para asumir la "dirección política" de las operaciones militares amparadas por la resolución de la ONU sobre Libia, informó la AFP.

Antes de la conferencia, el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague, exhortó una vez más a Gadafi a abandonar el poder.

"Queremos que se vaya, que abandone el poder", declaró Hague en los micrófonos de la BBC.

"La gente que ha cometido crímenes (...) debería comparecer en la Corte Penal Internacional (CPI). Pero, por supuesto, donde vaya (Gadafi), si se va, es un asunto que él y el pueblo de Libia deben determinar, y no tendremos necesariamente control sobre ello", agregó luego en un comunicado.

Su homóloga española, Trinidad Jiménez, fue todavía un poco más allá en una entrevista con el diario El País, al indicar que un exilio de Gadafi es "jurídicamente" factible, dado que "aún" no está acusado ni hay "orden de captura" contra él por parte de la CPI.

Estas declaraciones se producen después de especulaciones de prensa según las cuales la coalición autorizaría a Gadafi a buscar refugio en el extranjero para precipitar su partida y una resolución del conflicto.

Las autoridades británicas invitaron a Londres a una delegación del Consejo Nacional de Transición (CNT), la autoridad provisional que representa a los rebeldes que luchan contra Gadafi, pero ésta no participa en la conferencia.

Hague señaló en un comunicado que no daba "por hecho" que el CNT fuera "necesariamente" el futuro gobierno del país, e insistió en que "corresponde al pueblo de Libia determinar su futuro".

El responsable de Relaciones Exteriores de este organismo, Mahmud Jibril, mantuvo sin embargo reuniones este martes por la mañana con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y con el propio Hague.

"El CNT es un interlocutor político importante y legítimo y el Reino Unido está comprometido a fortalecer los contactos con un amplio abanico de miembros de la oposición", declaró el ministro.

En previsión de la reunión, el CNT estableció su visión de un Estado "moderno" y "unido", y prometió trabajar con miras a unas elecciones libres.

"Hemos aprendido de las luchas del pasado durante los oscuros días de la dictadura que no hay alternativa a construir una sociedad libre y democrática", declaró el CNT a través de un comunicado.

Además de lanzar el proceso político, la conferencia de Londres abordará también otros temas cruciales como un alto el fuego, el respeto del embargo sobre las armas, la protección de civiles y la ayuda humanitaria.

Las potencias occidentales decidieron en una reunión celebrada en París el 19 de marzo iniciar las operaciones militares amparadas por la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, que preveía la imposición de una zona de exclusión aérea y el uso de la fuerza para proteger a la población civil de la ofensiva de las tropas de Gadafi sobre los rebeldes libios

Diez días después, los insurgentes que, respaldados por los bombardeos occidentales avanzaban rápidamente hacia el oeste reconquistando ciudades y terminales petroleras, fueron bloqueados por las fuerzas leales a Gadafi y obligados a retroceder, lo que ha hecho aumentar los temores a un largo conflicto.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *