We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Manuel Zayas Barcelona

El ICAIC celebra su aniversario 52 envuelto en una polémica silenciada por los medios oficiales.

Carta de Elia Solás a Abel Prieto (PDF)

La familia del fallecido cineasta cubano Humberto Solás ha solicitado una reunión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) para discutir la suspensión del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, que debía celebrarse del 5 al 10 de abril próximos en esa ciudad del oriente de la Isla.

La guionista Elia Solás, en nombre de la familia del cineasta, declinó reunirse este lunes 21 de marzo con el ministro de Cultura, Abel Prieto, y pidió una reunión colectiva para abordar la decisión de las autoridades de Holguín, provincia donde habitualmente se celebraba el evento. En la edición de este año estaba previsto un homenaje a Humberto Solás, su principal impulsor.

"Me siento obligada a que se conozca que la familia Solás ha exigido explicaciones y las seguiremos exigiendo", dijo en una carta la hermana del cineasta, y se refirió a "acontecimientos que injurian al director del Festival", Sergio Benvenuto, "y de alguna forma amenazan la continuidad de la Oficina" del Festival dentro del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Omar González, al frente de la institución, reunió este lunes un gabinete de crisis para dar carpetazo final al asunto y acallar las voces que cuestionaban la polémica decisión.

En una declaración, la presidencia del ICAIC aseguró que el evento tendrá continuidad de forma bienal, y que el previsto homenaje por el 70 natalicio de Humberto Solás, fallecido en 2008, será trasladado a la capital. El organismo alegó "restricciones económicas" para suspender el festival.

Benvenuto había pedido explicaciones por la decisión de cancelar el evento. El ICAIC consideró "irresponsable" la solicitud del director porque omitía "aspectos esenciales de los esfuerzos que hemos hecho para salvar un proyecto de tanta trascendencia cultural", según dijo.

La declaración apareció en blogs oficialistas cubanos. Ningún medio de prensa oficial, todos bajo control del gobierno, la publicó. Tampoco Cubacine, el portal del ICAIC.

En torno a la repentina cancelación del evento, el secretismo ha sido tal que, corresponsales de medios de prensa extranjeros acreditados en La Habana y que han dado amplia cobertura al Festival de Cine Pobre, se han limitado tratar el asunto en Twitter.

Dalia Acosta, periodista de IPS, publicó un mensaje con el texto "adiós Gibara" y otro en el que afirmó: el "ICAIC toma el Festival Internacional del Cine Pobre de Humberto Solás".

Gerardo Arreola, periodista del diario mexicano La Jornada, señaló también en Twitter que en la "discusión sobre Festival Cine Pobre (Sundance cubano) hay algo claro: le recortan los fondos y lo controla el ICAIC".

En medio de la polémica, el instituto de cine anunció que celebraría su aniversario 52, que se conmemora este 24 de marzo, con el estreno del filme Boleto al paraíso, de Girardo Chijona, la inauguración de unos estudios de animación y la remodelación de las bóvedas del archivo fílmico.

Preguntas en el aire

En su carta, enviada al ministro de Cultura el pasado 15 de marzo y que decidió hacer pública tres días después, Elia Solás deja en el aire algunas preguntas que ni el ICAIC, mediante nota oficial, ni nadie, han sabido responder.

Lo más incomprensible del caso es que la cancelación del Festival se produjo tres días después de que las autoridades políticas de la provincia de Holguín aprobaran el programa del evento.

"Setenta y dos horas después, la presidencia del ICAIC ha informado que el primer secretario del Partido de la provincia y la presidenta de Gobierno de Holguín no nos admiten en Gibara, sin otra explicación, y ni siquiera quieren que realicemos el homenaje a quien hace nueve años fundara el Festival", dijo la hermana del cineasta.

"¿Puede usted entender el desdén con el cual se ha tratado al único proyecto 'vivo' que nos queda de Solás?", preguntó a Abel Prieto.

"¿Qué respeto se manifiesta ante una figura tan admirada, ante los que llevan meses trabajando y colaborando en este proyecto y ante los habituales visitantes que cada año planifican su asistencia y participación?", añadió. "¿Qué decirles a todos y especialmente a los gibareños a tres semanas de la celebración?".

"Discúlpeme por ser tan minuciosa, pero necesito los argumentos que provocan decisiones tan incomprensibles y quiero agregar que no vamos a ser ni la familia Solás ni ninguno de los miembros de Cine Pobre, los que carguemos con la responsabilidad de todas estas acciones", advirtió Elia Solás. "¿Comprende por qué me siento estafada?".

Reacciones

La suspensión solapada del Festival Internacional de Cine Pobre Humberto Solás en de Gibara ha provocado reacciones en el mundo de la cultura dentro y fuera de la Isla. Estas son algunas:

—Enrique Pineda Barnet, director cubano y Premio Nacional de Cine 2006: "Me sumo a la protesta que Elia Solás Borrego presenta ante nuestras instituciones. No atendiendo solamente a razones de amistad, simpatía, afinidad o solidaridad profesional, sino fundamentalmente a principios cívicos, culturales y patrióticos".

—Nelson Rodríguez, editor cinematográfico y Premio Nacional de Cine 2007: "Creo que es muy triste, a pesar de las dificultades económicas que sufre el país, que no se tome en cuenta este homenaje a una de las figuras cimeras de nuestra cinematografía revolucionaria".

—Ian Padrón, realizador: "No vale la pena exponer las razones por lo que esto es una tontería garrafal, sea quien sea lo determinó, lo permitió o lo apoyó explícitamente o desde el silencio".

"Como respuesta, yo planteo algo concreto: hagamos un homenaje a Humberto sin ningún apoyo institucional, en plena calle o donde determine su familia del Festival de Cine Pobre. No pidamos permiso para hacer algo que es nuestro derecho como ciudadanos de un país supuestamente soberano y culto".

"Para mí será un honor viajar por mis propios medios a Holguín o donde se determine y formar parte de este homenaje no oficial".

—Juan Antonio García Borrero, crítico cinematográfico: "La creación del Festival de Gibara (con sus razones más éticas que estéticas) sigue siendo para mí una de las obras fundamentales de Humberto Solás. Incluso mucho más que sus películas, porque significó el redescubrimiento de un espacio donde viven, luchan, y sueñan, personas de carne y hueso. No sombras chinescas que pueden verse a distancia en una pantalla".

"Lamento el ninguneo que ahora se hace del evento. Como lamento el malestar de quienes este año se perdieron el Taller de la Crítica, sin que nadie se sintiera obligado a explicarles en público por qué".

—Jorge Pucheux, técnico de cine, ex trabajador del ICAIC: "Es un agravio a los que cada día luchan por hacer un cine nuevo en todo el continente y en Cuba, pero lo es más para con la siempre grande figura del querido Humberto".

—Silvia y José María Vitier: "Lamentamos profundamente esta acción y deseamos mantenernos al tanto de las explicaciones que deberán darse al público y a todos los seguidores de este Festival".

—Jorge Dalton, cineasta cubano-salvadoreño: "Un acto injustificado como este, es un duro golpe a los cineastas cubanos y latinoamericanos que hemos luchado por la existencia de espacios para la exhibición y distribución de nuestro cine. Es una ofensa e irrespeto en contra de los trabajadores, del equipo organizador de tan importante evento cultural. Es un insulto, a la familia Solás y un agravio a una de las figuras emblemáticas del Cine Cubano".

"Como cineasta latinoamericano, como autoridad cinematográfica de Centroamérica, les hago llegar mi apoyo y mi más enérgica condena ante una decisión arbitraria de parte de poderes que, cada día, se empeñan en negarse a escuchar a los revolucionarios".

—Mario Crespo, cineasta: "La comunidad cinematográfica cubana fuera y dentro de Cuba se ha hecho eco de este hecho lamentable, consternada ante tamaña barbaridad precisamente cuando se cumplen los setenta años de uno de nuestros cineastras mayores".

"Reciban mi mensaje de apoyo y cuenten conmigo, mi voz y mi voluntad de hacer lo que sea necesario para restaurar a su lugar el Festival de Cine Pobre Humberto Solás".

—Jorge Molina, cineasta: "A propósito de ciertos rumores relacionados a ese evento: me enteré que ya no se haría y sin una explicación sólida para su suspensión, ya que en estos días circulan diferentes textos sobre la también suspensión momentánea —¿o definitiva?— del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara evento que con sus virtudes y sus defectos, como la Muestra de Cine Joven, permitía acceder a un cine diferente…"


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *