We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Trípoli

Pero no asumirá el mando total de las operaciones, por el momento.

La OTAN dijo que controlará la aplicación de la zona de exclusión aérea en Libia pero que no asumirá el mando total de las operaciones militares respaldadas por Naciones Unidas para proteger a civiles de las fuerzas leales a Muamar el Gadafi, informó Reuters.

Aviones de la coalición atacaron objetivos en el sur de Libia el jueves, pero no pudieron impedir que los tanques del Gobierno ingresaran a la ciudad occidental de Misrata, cuyo principal hospital fue asediado por vehículos blindados y francotiradores.

Comandantes occidentales esperan que las fuerzas rebeldes en el este de Libia derroquen a Gadafi, pero el regreso de los tanques aprovechando la oscuridad subrayó las dificultades que enfrentan para obligar al dictador libio a que acepte un cese al fuego.

Los rebeldes, que establecieron un gobierno alternativo en su bastión oriental de Bengasi, han dicho que necesitan más municiones y armas antitanques para poder acabar con los 41 años de Gobierno de Gadafi.

"Necesitamos armas y municiones. Este es nuestro único problema", dijo el portavoz militar rebelde coronel Ahmed Bani en una sesión informativa.

Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos han encabezado la aplicación de la zona de exclusión aérea aprobada la semana pasada por el Consejo de Seguridad de la ONU, que autorizó "todas las medidas necesarias" para proteger a los civiles libios contra las fuerzas de Gadafi.

Pero diferencias sobre el ámbito que la resolución de la ONU da a la acción militar llevaron a días de acaloradas discusiones dentro de la OTAN sobre su rol en la operación.

Turquía quería usar su poder de veto en la OTAN para limitar las operaciones militares contra la infraestructura libia y evitar víctimas civiles por los ataques aéreos.

Francia sostenía que la OTAN debía tener un papel técnico suministrando su estructura de mando para la operación, mientras que un grupo de supervisión de miembros de la coalición, en el que estuviera incluida la Liga Árabe, ejerciera el control político.

París argumentaba que tener a la OTAN en control total perjudicaría el apoyo árabe por la impopularidad de Estados Unidos en el mundo árabe. Luego de cuatro días de discusiones, los embajadores de la OTAN en Bruselas alcanzaron una suerte de acuerdo.

"En este momento, todavía habrá una operación de la coalición y una operación de la OTAN", dijo el secretario general de la alianza, Anders Fogh Rasmussen, a periodistas. El mandato de la alianza no se extiende más allá de hacer valer un embargo de armas y la zona de exclusión, señaló.

Funcionarios de la OTAN dijeron que para el domingo se espera una decisión respecto a si ampliar el mandato para permitir que la organización tome el mando de todas sus operaciones militares y ataque objetivos en tierra en el país norafricano.

Previamente, el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, dijo a los periodistas: "La operación se traspasará completamente a la OTAN y habrá un sólo mando y control".

Estados Unidos, que libra guerras en Irak y Afganistán, está ansioso por jugar un rol de apoyo en Libia, preservar la unidad de la alianza y mantener el apoyo de los países musulmanes a la intervención.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que los estrategas militares habían sido autorizados para asumir la "misión amplia de protección de los civiles" y la OTAN está bien equipada para hacerlo.

Clinton dijo que ha habido una importante reducción en la cantidad de misiones aéreas de naves estadounidenses a medida que aumentan las de otros países.

Su enviado especial a Libia había advertido al Gobierno de Gadafi de posibles "medidas adicionales" si Libia no cumplía con la exigencia de un cese al fuego.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *