We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias La Habana

La policía impidió que varias mujeres llegaran a la casa de Laura Pollán, donde se reunieron varios opositores, y apostó a un centenar de personas para un 'acto de repudio'.

La disidencia interna, encabezada por las Damas de Blanco, conmemora este viernes el octavo aniversario del arresto de 75 disidentes, cuando faltan sólo dos de ellos por excarcelar, reporta la AFP.

Unas 25 mujeres, ex presos políticos y el opositor Guillermo Fariñas, Premio Sajarov 2010 y quien protagonizó una prolongada huelga de hambre, se reunieron en la casa de una de las portavoces de las Damas de Blanco, Laura Pollán, en el barrio Centro Habana, frente a la cual se apostó un centenar de personas convocadas por el gobierno para un "acto de repudio".

"Aunque ya solo quedan dos en prisión, debemos recordar la ola represiva que el Gobierno desató contra los 75 porque han sido ocho años de mucho dolor para los presos y sus familias", dijo Berta Soler, también portavoz del grupo de esposas y familiares de prisioneros políticos.

Policías cerraron el acceso a la calle donde se ubica la casa de Pollán, en la que los opositores conmemoraban la fecha con un té y la presentación de un libro.

Según las portavoces de las Damas de Blanco, varias mujeres no pudieron llegar porque fueron interceptadas por efectivos de la Seguridad.

En víspera de la conmemoración, el Gobierno excarceló a Librado Linares, quien se negó a partir al exilio en España. Aún permanecen en prisión José Daniel Ferrer y Félix Navarro, que tampoco aceptan el destierro.

Los 75 fueron detenidos en una redada masiva entre el 18 y 20 de marzo de 2003 y condenados a penas de entre 6 y 28 años. La oleada represiva desató fuertes críticas de la comunidad internacional, especialmente de Estados Unidos y la Unión Europea.

Hace un año, en el séptimo aniversario de la represión, las Damas de Blanco realizaron una semana de marchas por La Habana y fueron hostigadas por grupos movilizados por el régimen, iniciándose una escalada de choques en un ambiente ya tenso por la muerte, en febrero de 2010, del preso político Orlando Zapata, tras una huelga de hambre de 86 días.

El cardenal Jaime Ortega intercedió ante el gobierno para frenar el asedio a las mujeres, quienes cada domingo acuden a misa a la iglesia habanera de Santa Rita y luego realizan caminatas silenciosas.

En julio, tras inéditas conversaciones con la Iglesia Católica, el gobierno inició el proceso de excarcelación de los 52 miembros del Grupo de los 75 que continuaban en prisión.

Tras el compromiso del régimen, el disidente Guillermo Fariñas depuso una huelga de hambre que había iniciado un día después de la muerte de Zapata en reclamo de la liberación de presos políticos.

De los 52 que quedaban en prisión, 41 fueron excarcelados y desterrados a España en los últimos meses con sus familias. Once se negaron a aceptar esa condición.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *