We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias - DDC Ginebra

Analistas creen la presidenta está buscando el apoyo de Washington para conseguir el puesto permanente que ansía Brasil en el Consejo de Seguridad.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dio el jueves un vuelco a la política exterior de su país con respecto a Irán al votar contra el régimen de Teherán en Naciones Unidas por primera vez en diez años, informó el diario español El País.

Brasil apoyó en el Consejo de Derechos Humanos una resolución propuesta por Estados Unidos, a favor del nombramiento de un relator especial para Irán que investigue violaciones de los derechos humanos cometidas por el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad.

Durante los ocho años de gobierno del antecesor de Rousseff, Luis Inácio Lula da Silva, Brasil se abstuvo siempre en las votaciones de resoluciones que condenaban a Irán o le imponían sanciones, bajo la justificación de que dichas medidas no eran un "instrumento eficaz" para resolver los problemas de ese país.

Lula se reunió amistosamente en Teherán con Ahmadineyad, no quiso dialogar con la oposición, ni siquiera con los sindicalistas, y llegó a comparar las revueltas de la oposición iraní con las disputas entre los hinchas de dos clubes de fútbol.

El presidente iraní fue recibido en Brasilia por Lula con elogios. También, con manifestaciones en su contra por parte la comunidad judía brasileña, ya que Ahmadineyad ha negado la existencia del Holocausto.

Un puesto permanente en el Consejo de Seguridad

Según El País, Rousseff desea conseguir lo que Lula nunca consiguió: un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, y sabe que con la actitud de su antecesor, condescendiente con los regímenes dictatoriales, Estados Unidos no daría su visto bueno a las aspiraciones de Brasil.

De acuerdo con el diario brasileño O Globo, el presidente estadounidense, Barack Obama, habría solicitado a Rousseff durante su reciente visita a Brasilia el voto contra Teherán en el Consejo de Derechos Humanos.

Durante el encuentro mantenido el sábado 19 en Brasilia, Obama requirió a Rousseff que Brasil fuera "coautor de la resolución" aprobada el jueves en Ginebra, dijo "un alto funcionario del ejecutivo" brasileño citado por el diario, informó ANSA.

Según esa versión, la mandataria evitó dar una respuesta directa a su colega norteamericano, con quien también trató la situación en Libia, caso en el que Brasil se opuso a los bombardeos de las potencias occidentales.

La embajadora norteamericana Eileen Chamberlain felicitó el jueves a los representantes brasileños por su posición en el Consejo de Derechos Humanos.

La presidenta Rousseff "demostró su visión sobre este tema y estamos muy satisfechos", dijo Chamberlain.

Entre tanto, la embajadora de Brasil en la ONU, Maria Nazareth Farani de Azevedo, negó


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *