We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El 19 de mayo de 1895 muere en combate en Dos Ríos el Apóstol de la Independencia de Cuba, José Julián Martí y Pérez. Las fuerzas mambisas dirigidas por el generalísimo Máximo Gómez no pudieron rescatar el cadáver en poder del enemigo.

En la noche de ese día la tropa del coronel español José Ximénez de Sandoval acampó en El Jobo y allí identifican el cadáver de José Martí. Al otro día van a Remanganagua y lo sepultan por primera vez.

El capitán general Arsenio Martínez Campos, que se encontraba de paso por Santiago de Cuba se entera del acontecimiento y ordena al médico Pablo A. de Valencia Forts  que realizara la exhumación. Este llegó al caserío el 23 de mayo y ante el estado de descomposición del cuerpo decide dejar sepultadas allí las vísceras de Martí.

Según los historiadores, el médico señaló los rasgos físicos de Martí, quien vestía saco oscuro y pantalón claro, calzaba botas cortas negras y tenía un reloj de oro con sus iniciales, un revólver con culata de nácar, un machete, alforjas de cuero, una cartera de bolsillo con notas, retratos, espuelas vaqueras y   una sortija de hierro que decía Cuba, hecha con sus grilletes del presidio.

Ximénez de Sandoval lo conduce a Palma Soriano, de allí a un sitio conocido por Paraná donde se detienen por el asedio del general mambí Quintín Banderas, que pretendía rescatar el cadáver y como otros intentos no fructificó. Parten a San Luis y de allí a Santiago de Cuba, donde el 27 de mayo lo enterraron en el cementerio de Santa Ifigenia.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *