We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Que el reciente Congreso comunista en Cuba fue sólo una oportunidad para mostrar la supuesta cohesión ideológica del partido, santificar decisiones previamente aprobadas por la cúpula y escribir --a muchas manos-- una larga carta a los Reyes Magos llamada “Lineamientos”, quedó demostrado poco después del Congreso por la reunión ampliada del Consejo de Ministros, el gabinete compuesto por más de 50 vicepresidentes, ministros y presidentes de consejos provinciales en el que realmente son sólo unos diez los que cortan el bacalao.

Claro que, siendo estos últimos en su mayoría ancianos al borde del precipicio, y a quienes les encantaría transitar sin vértigos ni retortijones por las pocas afeitadas que les quedan, se han apresurado a levantar las dos manos para aprobar medidas utilitarias que, aunque desdigan gran parte de la retórica dura e inservible refrendada en los documentos del Congreso, aseguren que todos ellos se van a morir de viejos y en sus camas.

En Acomodando los intereses del neocastrismo, publicado por el portal Cubanálisis, Eugenio Yáñez reitera que “las decisiones importantes y verdaderamente estratégicas no se toman (…) en los congresos, tras una discusión democrática, franca y abierta con los delegados al evento partidista, sino fuera de ellos, y lo que se produce generalmente en el cónclave es la santificación de decisiones previamente tomadas (…) Posteriormente al congreso, también se desechan y echan abajo medidas adoptadas en el evento partidista, para implementar decisiones que se correspondan con los criterios de la pandilla en el poder”.

Apunta Yáñez que el 26 de mayo, bajo el título de “Continuar facilitando el trabajo por cuenta propia”, Granma se refirió a los acuerdos de la reunión ampliada, donde se comenzó a echar abajo restricciones iniciales, algunas bastante leoninas, cuyo objetivo era no atizar los temores de las fuerzas más inmovilistas.

Un resumen de Inter Press Service destaca las siguientes, entre otras medidas tomadas por la reunión.

- Durante el 2011 quedarán exonerados de impuestos sobre la fuerza laboral quienes contraten hasta cinco trabajadores, a fin de estimular el paso de los empleados estatales al sector no estatal.

(El economista independiente Oscar Espinosa Chepe apunta en un trabajo que acaba de enviar, “Cuentapropismo en detalle”, que desde octubre sólo habían sido contratadas por negocios privados en todo el país 38 704 personas, una cantidad exigua considerando  la urgencia  gubernamental de reducir la inflada empleomanía estatal. De ahí que se haya extendido la contratación de 83 categorías a todas, y que se exonere de impuestos por este año a las microempresas con hasta 5 empleados)

-Se aumenta de 20 a 50 la cantidad de sillas permitidas en los paladares y se identificarán locales estatales con poca actividad para arrendarlos a trabajadores por cuenta propia.

-Aplicar el régimen simplificado de tributación --30 pesos mensuales-- a arrieros y carretoneros, y permitirles deducir como gastos hasta un 40 % de sus ingresos, el doble de lo fijado inicialmente.

-Rebajar el impuesto mensual sobre el alquiler de habitaciones de 200 a 150 pesos en los casos de viviendas con una o dos habitaciones. A partir de la tercera habitación, y no de la segunda como antes, el aumento será de 50 %.

-Las cuotas mensuales de los conductores de coches de tracción animal, disminuyen de 150 a 100 pesos, una reducción de hasta 600 pesos anuales.

-Se supenderá temporalmente, por entre 3 y 6 meses, el pago de impuestos a transportistas y arrendadores de viviendas por concepto de reparaciones.

-Se rebaja de 250 a 100 pesos el precio del permiso para construir con fines de trabajo por cuenta propia.

-Se amplían los márgenes legales del “carretillero”, que pasa a ser “carretillero o vendedor de productos agrícolas en forma ambulatoria” y se incorporan como categorías los graniteros, agentes de seguros y organizadores de servicios integrales para fiestas.

-Los hombres y mujeres en edad de retiro quedan exonerados del pago obligatorio de la Seguridad Social.

Para Eugenio Yáñez, los ajustes del Consejo de Ministros, aunque insignificantes con relación a las medidas de fondo que sería necesario aplicar en la economía cubana , procuran aliviar la excesiva carga impositiva sobre los cuentapropistas y ampliar el funcionamiento de mecanismos de mercado que, aunque de forma modesta y puntual, les faciliten la vida.

Espinosa Chepe opina también que las medidas son positivas, pero señala que todavía se requiere una política tributaria más racional, en especial con relación a los fuertes gravámenes sobre ingresos personales y al impuesto progresivo a la fuerza de trabajo. Agrega que la irracionalidad de que el monto del tributo al fisco pueda ser superior a los salarios pagados, desalienta la creación de empleos. Y sugiere asimismo moratorias más generosas en el cobro de impuestos y en la contribución a la seguridad social, sobre todo en la primera etapa, que suele dejar pérdidas.

Pese a las insuficiencias, Yáñez y Chepe creen respectivamente que las modificaciones decretadas por el Consejo de Ministros resultan “alentadoras” y “muy significativas”, si bien sólo relativamente, al compararlas con el excesivo grado de centralización, ineficiencia, desorden e inmovilismo de la economía cubana en las últimas décadas, y con el tsunami apocalíptico que sufrió con la “ofensiva revolucionaria” fidelista de 1968.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *