We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias La Habana

'La excarcelación de prisioneros es un aspecto, pero el proceso de diálogo puede y debe alcanzar otros temas', dijo el portavoz del cardenal Ortega.

La Iglesia espera que el diálogo con el Gobierno cubano, que el jueves cumple un año, debe alcanzar "otros temas y generar otros frutos", además de la excarcelación de unos 130 presos políticos, dijo a la AFP el portavoz del Arzobispado de La Habana.

"El proceso de diálogo (...) ha sido positivo, y parte de sus frutos se han revelado en el transcurso del último año", dijo Orlando Márquez en referencia al proceso de excarcelación de unos 130 presos, entre ellos 52 opositores que restaban en la cárcel de los 75 condenados en 2003.

Subrayó que "el deseo de la Iglesia es que este proceso de diálogo continúe y fructifique, y las autoridades cubanas han manifestado interés en continuar desarrollando el diálogo".

Las inéditas y "largas" conversaciones entre Raúl Castro, el cardenal Jaime Ortega y el presidente de la Conferencia Episcopal, arzobispo Dionisio García, se iniciaron el 19 de mayo de 2010.

"La excarcelación de prisioneros es un aspecto, pero el proceso de diálogo puede y debe alcanzar otros temas y generar otros frutos en bien de nuestro país. El diálogo es posible y necesario", dijo Márquez sin precisar cuáles.

La oposición considera que aún quedan en prisión medio centenar de presos condenados por delitos contra la seguridad del Estado.

Al inaugurar el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único), el pasado 16 de abril, Raúl Castro afirmó que el diálogo, realizado con "respeto mutuo, lealtad y trasparencia", consolidó "la unidad de nación".

Añadió que la Iglesia manifestó "sus puntos de vista, no siempre coincidentes con los nuestros, pero sí constructivos".

Al respecto, Márquez señaló que "este proceso de diálogo reafirma que desde el respeto, la autenticidad e identidad propia, se puede avanzar en la búsqueda del bien común en nuestro país".

El gobierno comunista de Fidel Castro mantuvo relaciones ondulantes con la Iglesia durante medio siglo: desde fuerte confrontación en los años 60, tensa cohabitación en los 70 y 80, hasta una aproximación respetuosa tras la visita del papa Juan Pablo II, en enero de 1998.

Ese acercamiento fue mayor desde que Raúl sustituyó a su hermano enfermo en 2006, abriendo más espacio a la Iglesia en la vida social, a las publicaciones católicas y la apertura de un nuevo seminario.

La Iglesia, por su parte, aprobó públicamente las reformas emprendidas por el el General para "hacer eficiente" y descentralizado el agotado modelo económico cubano y mantiene un apoyo crítico, como única entidad legal de la sociedad civil, no partidaria del Gobierno.

En su publicación Palabra Nueva, que dirige Márquez, la Iglesia se ha pronunciado por la privatización de parte de los gratuitos y estatales servicios de salud y su participación en el sistema educativo.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *