We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Roberto Álvarez Quiñones Los Angeles

¿Qué será del régimen si le falla el apoyo de Caracas?

El empeoramiento de la salud de Hugo Chávez, por paradójico que parezca, preocupa más al régimen cubano que a la cúpula cívico-militar de Caracas.

La preocupación de los generales y coroneles del entorno cercano al presidente venezolano y los civiles más encumbrados del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no es de poca monta, pues las fuerzas armadas están lejos de constituir el bloque homogéneo que presenta el gobierno: si Chávez sale del juego, podría haber una lucha por el poder, incluso sangrienta, tanto entre los militares como entre los principales jerarcas civiles.

Pero pese al peligro de una lucha fratricida, la diferencia entre Caracas y La Habana es que los chavistas tienen al menos un margen de maniobra para aplicar un plan B y tratar de mantenerse en el poder. Un plan que podría consistir en un golpe de Estado antes de las elecciones de octubre próximo —para colocar a un civil en la presidencia—, o en suspender los comicios con algún pretexto, sobre todo si se culpa a Washington y a los "pitiyankis" del patio de cualquier conspiración.

Esas serían las opciones a la vista, pues sin Chávez en la boleta electoral, no parece haber figura oficialista con el carisma y la fuerza suficientes para derrotar al candidato único de la oposición, Henrique Capriles.

O sea, para los chavistas hay opciones sobre la mesa. Pueden salir bien o mal, pero las hay, aunque terminen en caos o guerra civil.

En cambio, si Chávez muere o tiene que alejarse de la política, para el castrismo no hay plan B que evite el hundimiento de la economía cubana en una crisis tan grave que podría modificar radicalmente al régimen, forzarlo a "abrir la mano" en materia económica, incluyendo una apertura al capital extranjero inédita en el medio de siglo de dictadura.

El nerviosismo en las altas esferas del poder cubano es comprensible. Pues aunque Chávez ganara las elecciones, si falleciese después, ya como presidente, difícilmente un sucesor suyo


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *