We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Agencias Londres

La organización denuncia el hostigamiento del régimen contra opositores y activistas para silenciarlos durante la visita del Papa.

Las autoridades cubanas han acorralado y hostigado a los activistas de derechos humanos con el fin de silenciarlos durante la visita del Papa a la Isla, denunció este miércoles Amnistía Internacional (AI), reportó EFE.

La organización de derechos humanos dijo que en los últimos días se ha detectado un incremento en los arrestos, la desconexión de teléfonos y la vigilancia de viviendas con el fin de evitar que los activistas y disidentes denuncien abusos durante el viaje de Benedicto XVI, que concluye hoy.

Organizaciones como la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) sufrieron cortes en sus líneas telefónicas mientras destacados activistas y disidentes no pueden ser localizados a través de sus móviles, advirtió AI.

"El bloqueo de las comunicaciones y la detención de más de 150 oponentes políticos es otro ejemplo de cómo las autoridades en Cuba desprecian completamente los derechos humanos", aseguró Javier Zuñiga, asesor especial de la organización.

AI reclamó al Gobierno de Cuba que "acabe de manera urgente con el acoso de opositores" y garantice a todo el mundo "la libertad de expresión necesaria para que los activistas puedan llevar a cabo sus legitimas actividades".

Además, urgió a Bendicto XVI a que "alce su voz en defensa de los que sufren la represión" y condene la falta de libertades en Cuba.

AI recordó que, el pasado lunes, decenas de disidentes fueron detenidos en Santiago de Cuba, ciudad donde el Papa celebró una misa pública al principio de sus visita de tres días a la Isla.

La situación se ha repetido en La Habana, donde Benedicto XVI presidió otra misa este miércoles, y en varias ciudades del país para evitar que los opositores asistieran a las celebraciones religiosas.

Según la organización, en el periodo previo al viaje de Benedicto XVI, cientos de disidentes ya fueron detenidos y amenazados.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *