We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La Unión Liberal Cubana (ULC) y la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad (AIL) han hecho pública una carta al papa Benedicto XVI en la que le piden que durante la visita que iniciará el próximo lunes a la Isla tenga un gesto a favor de los opositores pacíficos, Damas de Blanco y presos políticos.

"Llega usted a Cuba, Santo Padre, en un momento en que el Gobierno (…) ensaya tímidas reformas", dicen en la carta las organizaciones, con sede en Madrid. "Ojalá su presencia recuerde a los gobernantes que (…) no hay bien material (…) que sustituya la importancia de la libertad espiritual, de la que estamos tan profundamente necesitados los cubanos", añaden.

Afirman que les gustaría ver "en un lugar destacado", en las celebraciones previstas durante la estancia del Papa, a las Damas de Blanco y a laicos cristianos opositores como Dagoberto Valdés y Oswaldo Payá.

Esto "sería muy bien recibido por esa noble parte de la sociedad cubana que combina las creencias cristianas con las convicciones políticas democráticas", señalan.

ULC y AIL dicen en la misiva, fechada el 8 de marzo y recibida este jueves en la redacción de DIARIO DE CUBA, que esperan de la visita del Papa una ampliación de "los márgenes de participación de la Iglesia —de todas las denominaciones religiosas— para que puedan recuperar la posibilidad de enseñar, tener acceso a los medios de comunicación y participar en la sociedad de forma activa".

Asimismo, que la Iglesia "reclame para todos los sectores de la sociedad civil" lo mismo que pide para ella.

"Es inadmisible que más de 11 millones de personas estén sujetos al control y al juicio moral de un solo partido, dirigido por un minúsculo grupo de personas encabezado por la misma familia desde hace más de medio siglo", expresan las organizaciones.

"Es intolerable que en Cuba continúen muriendo presos políticos de hambre en las cárceles o sigan los apaleamientos de opositores. Es muy importante que no solo 'Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba', sino que el Gobierno de Cuba, finalmente, se abra a los cubanos', agregan, recordando la frase pronunciada por Juan Pablo II, antecesor de Benedicto XVI, durante la visita que realizó a la Isla en 1998.

ULC y AIL piden también en su carta que la Iglesia continúe mediando, "pero aún con más vigor", por la liberación de los presos políticos, por un trato humano hacia los reos comunes y por que el régimen deje de "acosar, maltratar y perseguir a las personas que manifiestan pacíficamente sus discrepancias con la línea oficial".

Admiten que no es "función de la Iglesia participar directamente en la lucha política". Pero "existe en la Iglesia la voluntad de inducir entre los hombres el buen gobierno, la tolerancia, el ejercicio compasivo y efectivo de la autoridad", afirman.

"Cualquier gesto en esa dirección será bien recibido por los cubanos", concluyen.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *