We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

CHAMAKOVICH  - Foto de Polina Martinez

CHAMAKOVICH - Foto de Polina Martinez

LA HABANA, Cuba, www.cubanet.org -Darwin Fornés es un joven cubano nacido en los años 80. Tuvo la dicha de vivir una infancia de relativa bonanza económica, puesto que Cuba era mantenida por la URSS. Se crió mirando muñequitos –como llaman los cubanos a los dibujos animados- rusos, o de otros países socialistas. Éstos marcaron una pauta en su forma de ser ante la vida.

De adulto, fue capaz de crear el proyecto Chamakovich, pues sabe que, por increíble que parezca, toda una generación de cubanos siente y padece una cierta nostalgia por la era soviética.

Chamakovich se presentó en el Salón de Mayo, espacio habanero que conduce Marianela Dufflar, como parte  de la feria Arte en La Rampa. El proyecto consiste en la impresión de pullovers y bolsas de lienzo con las imágenes de los muñequitos rusos que se veían en la televisión cubana, en las décadas de los 70 y los 80.

Darwin, diseñador gráfico, y Yinela Miranda, comercial, son los artífices de este proyecto. Ambos expresaron a la prensa y al público que el objetivo es rememorar aquellos animados procedentes de la ex Unión Soviética y del resto de los países de Europa del Este, los cuales, por años, fueron el plato fuerte de los pequeños de la casa. La actividad concluyó con la proyección de una selección de los animados, entre los que destacaron: Deja que te coja, Cheburaska, Orejitas a cuadro y Bolek y Loleck.

El proyecto Chamakovich es una producción del taller de Serigrafía René Portocarrero, junto a Génesis Galería. Sus producciones están ya a la venta en los predios de Arte en La Rampa. Darwin y su equipo lograron imprimar 100 pullovers de cada diseño. Este set incluía una variedad de tallas, para niños y jóvenes de distintos tamaños. Los  pullovers y javas de lienzo tenían el color blanco, gris y ocre. Los pullovers que más rápido se agotaron, en la misma tarde de la presentación, fueron los de Bolek y Lolek.

Cuenta Darwin que tuvo que adaptar los diseños en 3D de los muñequitos al soporte textil. El personaje más gratificante fue el de Cheburashka, ya que viene del denominado stop motion y era muy difícil discernir la mejor pose de ese animado.  Otros personajes cuyo diseño le resultó trabajoso fueron Bolek y Lolek, ya que era imprescindible elegir los movimientos adecuados de éstos  para llevarlo a lo textil.

Darwin cuenta también que antes de hacer el proyecto, estuvo indagando sobre la popularidad de los personajes de los referidos muñequitos. Luego, llegó a la conclusión de que los más gustados eran: Bolek y Lolek, Cocodrilo Guenna, Deja que te coja, Leche Cortada y Cheburashka. Ahora el diseñador sueña con que una compañía radicada en Japón haga un videojuego con estos personajes.

El proyecto no fue respaldado, ni apoyado, por la Embajada Rusa en Cuba, ni por el Comité Coordinador Nacional de la diáspora rusa en Cuba. Darwin no espera nada de ellos. Se siente feliz y realizado. Logró crear un proyecto atípico y exponerlo en un espacio de mucha competencia. Además, logró el éxito rotundo en las ventas, aun cuando Chamakovich no sea sino un remanente nostálgico de la terrible era Soviética.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *