We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Los chivatos de guardia en la esquina de mi casa_Martha Beatriz Roque

Los chivatos de guardia en la esquina de mi casa_Martha Beatriz Roque

LA HABANA, Cuba.- No hay una sola vez que timbre el teléfono para una buena noticia; en estos días todas las conversaciones se basan en arrestos, golpizas y mítines de repudio, una forma muy elocuente de celebrar la Cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que se convirtió en una parodia de la famosa novela “Cumbres borrascosas”, de la inglesa Emily Brontë.
Pero aunque la reunión se celebró en La Habana, no fue solo la capital el lugar donde se produjeron estas situaciones. En otros sitios tan distantes como en las provincias orientales también hubo momentos de tensión por el trabajo represivo de la policía política.

En Manzanillo, provincia Granma, el día 28 de enero, no pudieron salir de sus casas algunos miembros de la Red Cubana de Comunicadores Comunitarios, como por ejemplo Xiomara Moncada Almaguer, que quiso visitar a su nieto de seis años enfermo y seis mujeres armadas de sombrillas, cuando bajó de su casa, la arremetieron contra ella, delante del oficial de la Seguridad del Estado Camilo Mandiel (alias El Joker), que les permitió que le pegaran a la pacífica mujer.

Leonardo Cancio Santana Ponce, trató de salir de su casa -ese mismo día- en bicicleta y le fue impedido por el Capitán Nápoles, jefe de Sector, quien se encontraba en compañía de cuatro oficiales de la Seguridad del Estado, entre ellos los nombrados Alexis Guerra y el mayor Abel Guevara. Explicó Cancio que lo levantaron en peso y lo tiraron dentro de la casa, conjuntamente con la bicicleta. Un vecino borracho, de nombre Pedro, lo defendió, gritando “abusadores”, y lo arrestaron.

También, la casa de Tania de la Torre Montesinos, en Manzanillo, estaba bajo vigilancia de la policía política y no le permitieron a su hija Ariuska Márquez que saliera a la calle, a pesar de que no es activista de la disidencia.

En la provincia de Holguín, a las dos de la tarde, comenzó un acto de repudio contra el doctor Ramón Zamora Rodríguez, en su casa en la Avenida de las Américas 66, entre Comandante. Fajardo y Playa Girón, en el Reparto Ramón Quintana; se extendió hasta las 9 de la noche. Los porristas rompieron la cerca de la casa, las ventanas y la puerta a pedradas y golpes de cuerpo; pero hubo que lamentar que golpearan a su niño de 13 años de edad. Cuando se retiraron, los de la vivienda trataron de arreglar algunas averías, pero tuvieron que poner muebles detrás de la puerta para poder dormir con alguna seguridad. Al día siguiente, varios disidentes fueron a tratar de reparar todas las roturas que hizo la turba.

En los bajos de mi casa

El día 29 –como un miércoles más- no se permitió la entrada a mi casa y yo estuve en prisión domiciliaria. Una turba de unas 10 ó 12 personas en la escalera, de ellos algunos vecinos a los que le pagan el día para que se dediquen a esos menesteres, no permitía que alguien subiera. El colaborador nuestro Arnaldo Ramos Lauzurique pidió que se identificaran para saber con qué autoridad hacían esto y uno de los represores, de nombre Juan Carlos, (un hombre fornido de unos 35 años de edad), que en el mes de abril de 2013 me golpeó dentro de mi casa, le fue encima a Arnaldo y tuvo que intervenir el oficial de la Seguridad del Estado que se encontraba allí para que no lo golpeara, porque seguramente tenían órdenes de hacerlo si algo ocurría. Hay que recordar que Arnaldo es un hombre de 73 años de edad, que sufrió 8 años de prisión.

De esta práctica inmunda fueron arrestados los siguientes comunicadores comunitarios: Evelyn Pineda Concepción, Laudelina Alcalde, Maritza Concepción Sarmientos, Blanca Hernández Moya, Arnaldo Ramos Lauzurique, José Antonio Sieres Ramallo, Juliet Michelena Díaz, Billy Joe Landa Linares, Julia Estrella Aramburu Taboas (2 veces apresada, pues cuando la soltaron regresó), Juan Carlos Díaz Fonseca y Judit Muñiz Peraza.

Las tres primeras mujeres de esta relación fueron trasladadas en un auto patrulla –al igual que todos- pero con la particularidad de que las dejaron en el municipio Melena del Sur, en la provincia de Mayabeque. Cuando llegaron al lugar, un descampado, les dijeron a los policías que allí no iban a bajarse y éstos dijeron que cumplían órdenes, que si no abandonaban el auto, las sacarían a la fuerza.
También, Julia Estrella Aramburo Taboas, en su segundo intento de entrar a la casa, fue arrestada y conducida en un auto patrulla hasta pasado del pueblo de Santiago de las Vegas. Ella reside en el municipio Centro Habana y se encontraba sola.

Si el protagonista de Cumbres Borrascosas vio el espectro de una mujer, en la parodia cubana estamos delante de un fantasma que se ha convertido en una pesadilla para la oposición, pero que desafortunadamente ningún Presidente de los países democráticos de América Latina, que acaban de visitar La Habana, lo ha visto.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *