We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

LA HABANA, Cuba, enero, www.cubanet.org -La extorsión y la estafa -amparadas por leyes leoninas- que ahora mismo sufren los dueños de taxis boteros en La Habana, pueden representar un adelanto de los planes que el régimen ha reservado a los cuentapropistas para el nuevo año.

De improviso, el botero es citado oficialmente por la Oficina Nacional de Administración Tributaria, ONAT, y le informan, sin lugar para réplicas, que está endeudado con el gobierno (mediante un compromiso que nunca contrajo legalmente), y que por tal motivo tendrá que entregarles 30, 40 o 50 mil pesos, o, en caso contrario, le será retirada su licencia como transportista por cuenta propia, sin que ello signifique que lo dejan exento de pagar esa deuda que le inventaron.

El argumento es otra joya del totalitarismo cañonero que padecemos aquí. Según la ONAT, estos boteros declararon ingresos muy inferiores a los que realmente obtienen y por los que pagan impuestos. Sus funcionarios no pueden demostrarlo, es que ni siquiera se han tomado el trabajo de intentarlo, sabiendo, como saben, que su palabra y sus retorcidas apreciaciones son tablas de la ley del régimen, ante la cual los ciudadanos no tienen otra alternativa que obedecer sumisamente o declararse en rebelión impróspera y suicida.

Hay razones de sobra para sospechar que detrás de ese burdo ventajismo atracador maquina un proyecto destinado a desestimular el pequeño negocio privado, en beneficio de las cooperativas, liberadas sin ambages de las cargas impositivas y con reglamentaciones del tipo ratoneras, es decir, atractivas desde su exterior y estructuradas tramposamente en su interior, de manera que la propiedad y las máximas ganancias no escapen de las manos del régimen, como en los viejos tiempos, pero ahora bajo el engañoso rejuego de apertura económica.

Son muchos los boteros que han sido afectados por esta grosera arbitrariedad burocrática. Incluso, no son pocos los que protestan y los que han iniciado procesos legales contra la ONAT, acudiendo a los servicios de valerosos abogados independientes. Pero no hay modo. Difícilmente vean progresar sus reclamaciones, no sólo porque el litigio es de mono contra león y con el mono amarrado, sino también porque en este caso, como en tantos otros, la ley está supeditada a una estratagema política que es garantía de supervivencia para la dictadura.

Lo que sí resulta presumible es que los boteros no serán los únicos. Después, o junto a ellos, el sambenito extorsionador se hará extensivo al resto de los sectores cuentapropistas, al tiempo que las fuerzas represivas incrementan su acoso en las calles, como ya se está viendo en estos primeros días de 2014. Y mientras el palo va y viene, son promovidos otros tentadores beneficios para quienes acepten entrar en el aro de las cooperativas. Y si éstas no funcionan bien –como ya se ve venir-, no importa. Basta con que cumplan su rol de ratoneras.

Sencillamente los caciques de Cuba comprobaron ya en la práctica que la innata actitud hacia el avance individual y la iniciativa de empresa no están borradas por completo (como ellos creían) en el ADN de los cubanos. De modo que ahora más que nunca, cualquier tipo de negocio privado, aun cuando se ejerza en mínima escala, constituye una amenaza para su régimen, en tanto vía para la independencia económica y para la mentalidad liberadora de la gente.

Galería de imágenes – fotos del autor:

Ni pita ni frena, como la represión del régimen Como quiera que lo escriba, se entiende a quién intenta denunciar Ya no te escapas, eres mío El asedio en la calle Monte Buscando fallas mecánicas para sacarlo de circulación Acoso en pandilla Una respuesta de los acosados

Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente dirección:

http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *