We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

a venezuela hombreEl respeto por los derechos humanos y la libertad para expresarse son dos de las banderas que ha levantado Maduro en los últimos días. Aunque al mismo tiempo profundiza la violencia contra los que se manifiestan en su contra en las calles.

El ex candidato a presidente por la oposición Henrique Capriles  afirmó en su cuenta de Twitter que “van más de 500 denuncias por excesos y represión brutal, como por ejemplo el estudiante Carlos Tejada que perdió un ojo con una bomba lacrimógena”.

Desde hace 11 días la plaza Altamira es escenario de protestas, y durante la tarde-noche del sábado 25 personas resultaron heridas, según informó el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho. El jefe comunal detalló que 14 individuos fueron lesionados con perdigones, nueve sufrieron contusiones y otros dos padecieron disnea por el efecto de los gases lacrimógenos.

En los dos últimos días las acciones de dispersión habían cesado, al igual que la intensidad de las protestas. Pero el sábado luego de una concentración en la avenida Francisco de Miranda un grupo de manifestantes se trasladaron hasta Altamira para levantar barricadas y continuar sus acciones de calle, generando la reacción de los efectivos que los dispersaron con gases.

Un menor de edad fue detenido por lanzar una molotov a funcionarios de la Policía de Chacao. “Estamos rescatando a varios heridos de perdigón en Chacao Ya tenemos a 5 en SaludChacao”, afirmó el alcalde. 

A su vez, pasadas las 18 del sábado comenzaron los enfrentamientos entre manifestantes y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en el sector El Campito de la ciudad de Mérida, donde al igual que en Las Américas y La Linda se ha concentrado el mayor foco de protestas.

Vecinos aseguraron que hubo varias detonaciones, en una zona que se ha convertido en un verdadero campo de batalla. Allí los estudiantes ya instalaron fuertes barricadas, que han impedido el paso de tanquetas y la acción de las fuerzas de seguridad. Aunque igual ya se ha denunciado el accionar de presuntos grupos armados.

Una costilla rota a golpes y culatazos, quemaduras por perdigones, contusiones en la cabeza por cachazos y hematomas por patadas son las marcas que le dejaron al fotógrafo Gabriel Osorio seis guardias nacionales (GNB) por estar tomando imágenes de las protestas estudiantiles en Chacao, el pasado 15 de febrero.

Apenas se identificó como “prensa”, los guardias emprendieron la golpiza contra Osorio. Los atacantes portaban pistolas 9 mm, según el agredido, y aunque no se llevaron su equipo de trabajo le robaron la cartera, según publica el periódico  Últimas Noticias.

La denuncia de Osorio (que llevará a la Fiscalía), es una de las acusaciones que ya se han presentado contra funcionarios de la mencionada fuerza armada y otros organismos policiales por violar los derechos de manifestantes al momento de reprimir las protestas de la última semana.

De acuerdo a las denuncias recogidas por las organizaciones Foro Penal y Centro de Derechos Humanos de la Ucab (CDH-Ucab), los manifestantes recibieron disparos con armas de fuego y también acusan maltratos durante las detenciones. Además revelan un patrón en común: el robo de celulares y cámaras para borrar las fotos y videos de los abusos de autoridad, explicó Ligia Bolívar, directora del CDH-Ucab.

Miembros de colectivos armados junto a militares reprimiendo a los manifestantes. Ataques contra vehículos particulares y edificios residenciales. Denuncias de torturas. Asesinados con tiros en la cabeza.

Estas mismas imágenes se repiten en distintas ciudades del país, en el marco de las protestas contra el Gobierno. “No recuerdo un cuadro de acompañamiento tan sistemático entre grupos paramilitares en combinación con efectivos de la Fuerza Armada y cuerpos de seguridad del Estado”, señala Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano.

La presunta complicidad entre agentes del Estado y bandas de civiles armados al momento de responder a los manifestantes hacen que San Miguel destaque la existencia de ”un mando que está coordinando estas actuaciones, porque no es casualidad que se observen esos mismos patrones en tantos sitios geográficos distintos”.

La titular de Control Ciudadano apunta que “hemos recibido de manera anónima información sobre la posibilidad del uso de mercenarios” en los operativos del Gobierno para frenar las protestas, según el diarioEl Universal.

San Miguel también advierte que la administración de Nicolás Maduro podría estar creando “falsos positivos” para justificar la represión. ”Tenemos la sospecha de que se están simulando hechos punibles perpetrados por infiltradospara atribuírselos a la oposición. Llama la atención la capacidad del Gobierno para filmar los ilícitos y mostrarlos como ataques fascistas, en lugar de intervenir con la FAN para evitar que esto ocurra”, concluyó la presidenta de CC.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *