We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

cuba-represion-2

ATHIES-SOUS-LAON, Francia. – En el marco de lo que se les vienen encima, es decir, la vejez, los decesos, los cambios y las traiciones de última hora, la dictadura cubana ha lanzado al viento la noción de « oposición leal » junto a otros globos neutralizantes que pretenden canalizar el sentimiento oculto de los millones de muertos de hambre a quienes a golpe de consignas y de represión, el régimen robó hacienda, creatividad, libertad y, en fin, la vida.

Nos preguntamos instintivamente ¿ oposición leal a qué o a quién ?.

La pregunta viene porque uno ve que en la Asamblea Nacional francesa, las comisiones de trabajo sobre múltiples temas de la vida del país incluyen a miembros de todos los partidos y facciones y así, por ejemplo, en la Comisión de las Fuerzas Armadas, lo mismo usted tiene a diputados de derecha que de izquierda trabajando juntos sobre detalles operacionales confidenciales porque se trata de gente que, por encima de todo, le debe y le tiene lealtad a la República y a la nación que los eligió libremente en un marco político democrático. Lealtad pues pero a la nación y a la República y no a un partido ni a una ideología y mucho menos a yo no sé qué trueno vestido de nazareno, ¡ con perdón de Antonio Machado… !.

La Banda Armada habanera que ya navega oronda hacia la versión más hedionda del capitalismo, va con su cosmología propia, su estética y su verborrea pero a sabiendas de que seguramente tendrá que aceptar la idea de que, colectivamente, los cubanos le otorgarán la merecida « damnatio memoriae » (como a Nerón en Roma) lo que, en el caso cubano, viene siendo una especie de « fuiste un accidente criminal de nuestras vidas y nunca más volverás ».

No señor, ellos, los que por tal de mentenerse en el poder han causado tanto dolor en las familias después de provocar el derrumbe total de Cuba, no podrán perpetuarse en la memoria positiva de la nación a través de una supuesta « oposición leal » u « oposición constructiva » pero seamos realistas, no se tratará nunca de fusilamientos de viejos decrépitos sentados en un taburete ni de persecuciones políticas en ese país de la doblez institucionalizada, un país que va económicamente a merced del mundo y donde no se produce ni un imperdible de pañal pero quizá se trate de albergar la esperanza de que nazca en Cuba una oposición política libre y exclusivamente leal al pueblo.

Nota : « Damnatio memoriae » o « condena de la memoria » era cuando el senado romano condenaba al olvido a algún personaje público.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *