We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

logo_la-consultCuba actualidad, San Agustín, La Habana, (PD) La única ley verdadera, es la que gobierna nuestros corazones, esa que no decimos porque es nuestra, absolutamente nuestra. Es esa Ley que está ausente en nuestras Constituciones, en nuestros códigos y decretos y también en nuestras universidades. Es el AMOR.

El Amor es la ley Suprema que debe gobernar entre nosotros, sin embargo, los actos arbitrarios y de abuso de poder que a diario se comenten en Cuba, lo que hacen es, asesinar precisamente esa Ley Suprema Universal.

Recientemente, fui testigo de un hecho que nada tiene que ver con el amor, y sí mucho, con el abuso de poder y el irrespeto a las leyes.

Resulta ser que el Mayor de las Fuerzas Armada Revolucionarias y Jefe de la Unidad Militar conocida como El Polvorín, ubicada en la finca La Campana, en El Guatao, municipio La Lisa, acaba de expulsar a una trabajadora, privándola de su único medio de sustento, por el solo hecho de estar alquilada en un cuarto propiedad de un cubano cuyo único delito es el de disentir pacíficamente del gobierno.

De esta manera, el oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, viola, de una manera flagrante, nada más y nada menos que un precepto constitucional, el artículo 9 de la Constitución, que en el apartado primero del inciso b) estipula que: “El Estado, como poder del pueblo, en servicio del propio pueblo, garantiza, que no haya hombre o mujer, en condiciones de trabajar, que no tenga oportunidad de obtener un empleo con el cual pueda contribuir a los fines de la sociedad y a la satisfacción de sus propias necesidades.”

Hechos como estos suceden a diario en Cuba en contraste con el discurso del gobierno vanagloriándose de su sistema de justicia.

Una mancha más para el sistema de justicia cubano.
Para Cuba actualidad: nelsonchartrand@gmail.com
www.facebook.ClubAnarcocapitalistaCuba
*Abogado y miembro del Club Anarcocapitalista de Cuba (CAC)


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *