We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

444_la-consultaSan Agustín, La Lisa, Nelson Rodríguez Chartrand, (PD) Hay un proverbio muy antiguo que dice: “Dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

No hay mejor ejemplo para verificar la sabiduría de este apotegma, que las propias sociedades totalitarias, personalistas y dictatoriales. Cuba es un claro ejemplo de ello.

El que analice el ordenamiento jurídico cubano y no persista en conocer lo que se esconde tras de él, de seguro pensará que se encuentra ante la tierra prometida, cuando lo cierto es que se encuentra en presencia de algo mucho más cruel que el infierno.

Analicemos esto con un ejemplo concreto que muy bien podría servir de general referencia: el tema de la dignidad humana.

El Preámbulo de la Constitución cubana declara que el anhelo de la ley primera de la república es “el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

Ahora bien; si tenemos en cuenta que la dignidad humana es el derecho a ser respetado, valorado como ser individual y colectivo, como persona y como miembro de la sociedad; pregunto: ¿Se respeta la dignidad de los cubanos cuando la libertad de expresión está condicionada a la sumisión al socialismo y a una forma de pensamiento impuesta? ¿Viven una vida digna los cubanos cuando no tienen ni el derecho de asociarse y manifestarse libremente?

¿Cómo puede hablarse de dignidad humana en una sociedad donde sus ciudadanos se encuentran mutilados del derecho a la propiedad privada?

¿Puede hablarse de dignidad en una sociedad donde sus ciudadanos no tienen derecho a la libre información?

¿De qué dignidad humana se habla si por mandato constitucional no tenemos ni el derecho de proponer cambios en el sistema económico, político y social impuesto por la fuerza de la coacción, obligándonos a vivir en un sistema que sólo ha traído la pobreza espiritual y material de los cubanos?

¿Se puede hablar de dignidad humana en un país donde sus habitantes están paralizados por el terror, al punto de preferir la esclavitud que defender dignamente sus derechos?

¡Han asesinado la dignidad de los cubanos!

¿De qué dignidad humana se puede hablar cuando domingo tras domingo son apaleadas, humilladas y detenidas mujeres indefensas y pacíficas, sólo por amar la libertad?

¿Dónde están los abogados dignos que en vez de alegar el estado de necesidad como eximente de responsabilidad a miles de cubanos que delinquen obligadamente para subsistir, optan por hacer de su defensa un medio vil para buscar prebendas a costa del dolor ajeno?
nelsonchartrand@gmail.com; Nelson Rodríguez Ch.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *