We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, junto a su homólogo cubano (Foto: Ahmad Massoud/AP)

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, junto a su homólogo cubano (Foto: Ahmad Massoud/AP)

MIAMI, Estados Unidos.- El esfuerzo de la administración Obama para fortalecer la cooperación con Cuba en el ámbito de los datos de inteligencia podría beneficiar a Irán, de acuerdo a conversaciones con miembros del Congreso de EE.UU. y otras fuentes cercanas al asunto, informa el portal Washington Free Beacon.

El acercamiento entre Cuba y EE.UU. ha incluido la voluntad de compartir información crítica, pero ha ocurrido al mismo tiempo en que el gobierno de la isla comunista permite a Teherán reforzar su papel de aliado del Palacio de la Revolución.

Una normativa poco comentada de la administración Obama sobre Cuba, dada a conocer el 14 de octubre, instruía al director de inteligencia nacional de EE.UU. para asistir y cooperar con los servicios de inteligencia cubanos.

La orden disparó las alarmas en el Capitolio, donde algunos legisladores están preocupados de que los cubanos entonces pase información relevante de EE.UU. a los iraníes, quienes en los últimos años han estrechado lazos con países hostiles a Washington.

El interés de Irán por Cuba se puso de manifiesto nuevamente este año cuando Javad Zarif, ministro de Exteriores del país persa, efectuó una gira por Latinoamérica con paradas en Cuba y Venezuela. El objetivo de esta visita, según dijeron fuentes del Washington Free Beacon, fue solidificar la red terrorista de Irán en la región y asegurarse de que la república islámica mantenga su presencia a las puertas de EE.UU.

“El régimen castrista no ha mostrado inclinación de terminar con sus actividades antiestadounidenses, incluyendo el espionaje”, dijo al Beacon el representante republicano Mario Díaz-Balart, de Florida. “En agosto y septiembre de 2016 (Cuba) estrechó sus lazos con Irán a través de visitas de alto nivel, y hay reportes de que el grupo terrorista Hezbolá, apoyado por Irán, tiene una base en Cuba”.

Díaz-Balart añadió que “el director nacional de inteligencia, general James R. Clapper, testificó en febrero de 2016 que la dictadura castrista continuaba siendo una amenaza de espionaje al nivel de Irán, solo por detrás de China y Rusia”.

“Bajo estas circunstancias, la directiva del presidente Obama para facilitar el compartir los datos de inteligencia es temeraria, peligrosa, y contraria a los intereses de seguridad nacional de EE.UU.”, concluyó el legislador.

Según la publicación, Irán se ha interesado por América Latina desde hace años, pero ahora tiene los recursos para dejar su huella en la región gracias a los dividendos del acuerdo nuclear del verano pasado. Hezbolá, la organización terrorista fundada y dirigida por Irán, también tiene intereses en Latinoamérica.

El objetivo a largo plazo sería establecer una red de inteligencia en la región utilizando varios centros culturales y religiosos que actuarían como línea de frente para la operación de espionaje de Teherán.

De este modo, es posible que Irán celebre el movimiento de la administración Obama para compartir información de inteligencia con Cuba.

“La instrucción de la administración Obama al director Clapper (…) supone una amenaza excesiva para la seguridad el pueblo estadounidense”, dijo Victoria Coates, consejera de seguridad nacional del senador Ted Cruz, republicano por el estado de Texas.

“La administración trató de enterrarlo bajo el entusiasmo de relajar las restricciones sobre el ron y los tabacos que pueden comprar los turistas estadounidenses a Fidel y Raúl Castro, pero la realidad es que el castrismo está buscando agresivamente una relación más cercana con Irán, los mulás acaban de refinanciar la dueuda de Cuba con los dividendos que obtuvieron del acuerdo nuclear del presidente (Obama)”, agregó Coates.

Información revelada por el Departamento de Estado y publicada por WikiLeaks como parte del servidor de correo electrónico personal de Hillary Clinton muestra que la presencia en Cuba de Hezbolá se remonta a una fecha tan remota como 2011.

De acuerdo a los e-mails, “durante la semana del 5 de septiembre de 2011, fuentes extremadamente sensibles confesaron que la inteligencia israelí ha informado a su gobierno que Hezbolá está estableciendo una base operacional en Cuba, con el objetivo de apoyar ataques terroristas en Latinoamérica”.

“Mientras esta operación apunta particularmente a intereses diplomáticos y de negocios de Israel, estas fuentes creen que quienes apoyan Hezbolá han sido instruidos además de cubrir instalaciones de EE.UU. y Reino Unido, incluyendo misiones diplomáticas, grandes bancos y negocios en la región”, añaden las fuentes. “Estos individuos creen que los comandantes de Hezbolá en Líbano y Siria ven estas entidades estadounidenses y británicas como objetivos a atacar en caso de una intervención militar lo mismo en Siria que en Irán, en algún punto en el futuro”.

Fuentes de Congreso de EE.UU. también han estado rastreando el involucramiento de Irán en Latinoamérica. Recientemente el país del Medio Oriente abrió una embajada en Chile, y su presencia se ha acompañado de un aumento en las operaciones de Hezbolá.

“Un miembro de Hezbolá fue atrapado en Brasil, un artefacto explosivo fue encontrado cerca de la embajada israelí en Uruguay, y se ha reportado que miembros de Hezbolá están viajando con pasaportes venezolanos”, dijo un veterano agregado del Congreso. “No hace mucho Venezuela ofreció vuelos a Irán y Siria”.

“Así, terroristas potenciales que quieren dañar a EE.UU. pueden viajar fácilmente a Venezuela, y una vez allí pueden llegar a Nicaragua o Cuba sin pasaportes ni visas, lo que supone una amenaza de seguridad nacional”, añadió la fuente del Congreso.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *