We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

En 1968 Teófilo Sánchez recibió un disparo en la espalda que le destrozó la médula. El plomo quedó alojado a unos centímetros del hígado y fue imposible su extracción. Hasta el día de hoy aún lo lleva en su cuerpo.

Su historia es poco conocida en Jaimanitas. Teófilo la cuenta con una mezcla de orgullo y desilusión, porque aunque se considera un revolucionario a tarea completa, su vida está llena de dificultades.

leer más


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *