We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Marianao, La Habana, Rogelio Fabio Hurtado, (PD) Nací en 1946 y siempre he vivido en Cuba. Eso me da derecho natural a enjuiciar todos los gobiernos que me han afectado desde entonces.

A los actuales, los he visto gobernar absolutamente por su cuenta. Después de deponer violentamente a la Dictadura de Batista en 1959, jamás han validado este derecho mediante ningún procedimiento democrático.

Ahora, les presentaré algunas observaciones al respecto.

El modelo de Dictadura del Proletariado, tomado de la práctica marxista-leninista ortodoxa, con algunas adaptaciones del caudillismo español, fue asumido desde entonces rigurosamente. Así, los ciudadanos quedaron divididos entre amigos y enemigos del régimen revolucionario, quedando prohibidos toda consulta democrática, entendida esta en su carácter universal, libre, secreto y plural. La fobia a todo lo electoral se manifestó tempranamente, cuando suprimieron la selección de la Reina del Carnaval.

 Esta dominación ejercida por una minoría jamás ha sido puesta en duda. Sus episódicas rectificaciones han sido ordenadas desde arriba, por la élite que rige a esa llamada vanguardia. Como es conocido, estos dirigentes disfrutan del Poder perpetuo, a menos que la propia élite  los prive de las mieles del Poder.

 La masa de la población, a quienes estos vaqueros expertos conducen al porvenir victorioso etc. no cuenta con ningún tipo de control sobre sus Guías, quienes cuentan con todos los medios represivos del Estado para que, así sea y siga siendo.

De ahí viene la estricta prohibición de cualquier otro tipo de asociación política que no sea el Partido Único, que, al carecer de alternativa, prácticamente deja de ser un Partido, y deviene en una herramienta burocrática para administrar los dominios del Primer Secretario. Describir esto es puro lugar común. Lo realmente difícil es tratar de arreglarlo. Trotsky lo intentó y tanto él como sus bolcheviques pagaron con sus vidas, entre ellos el cubano Sandalio Junco.

El modelo ortodoxo fue criticado por sus herederos tras la muerte de Stalin, pero aquel deshielo quedó congelado a medias. Algunas películas, varias novelas, y algunos poemas no pudieron impedir el Estancamiento.

 Después de 1985, tras los  breves mandatos de Chernienko y Andropov, Gorbachov, apoyado por una KGB harta de comprobar la corrupción de la Nomenklatura se lanzó a fondo para remediarlo sin destruirlo.

Esto dio lugar al mandato de Eltsin, quien acabó con el monopolio del PCUS, pero lo sustituyó por una maffia voraz, que se consolidó con el ascenso de Vladimir Putin, como lo evidencia la cinta rusa Leviatán, asombrosamente exhibida meses atrás por la TV cubana.

Demostrado el fracaso de la Dictadura del Proletariado, que conduce a  la Dictadura de una nueva oligarquía, donde nadie se acuerda de los ideales originales, parece obligatorio aprovechar la presente coyuntura para convocar a un amplio diálogo nacional, al que hagan su valioso aporte todos los cubanos interesados, sin exclusiones de ningún tipo.

Ni la nostalgia ni la Resistencia van a conducirnos al Porvenir.

rhur46@yahoo.com; Rogelio Fabio Hurtado


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *