We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Moto eléctrica (Foto: Orlando González)

LA HABANA, Cuba.- La Empresa Industrial “Ángel Villarreal Bravo” ubicada en Santa Clara comenzó a ensamblar motos eléctricas con componentes que provienen en su mayoría de la República Popular China.

Las primeras 100 unidades del modelo LT 1060 de 60 voltios con motor trifásico de 1 000 watts, ya se encuentran rodando por las calles cubanas, según varios medios oficialistas.

El diario Granma destacó este lunes que se trata de un equipo de mucha mayor potencia que los producidos por esa fábrica con anterioridad, capaz de alcanzar una velocidad de hasta 50 km/h y con un mando a distancia para activar la alarma, además de pantalla digital y freno de pastilla, entre otras prestaciones.

Moto eléctrica marca AVA (Foto: Orlando González)

“Posee características similares a los importados en la actualidad por muchas personas naturales, y la mayor parte se venderá en las tiendas recaudadoras de divisas a un precio de 1 261 CUC. Este año se producirán unas cinco mil unidades”, expresó Elier Pérez Pérez, director adjunto de la fábrica.

Jorge González, un joven de 28 años que viaja frecuentemente a Panamá, comentó para este diario: “Siempre que viajo a Panamá traigo dos motos eléctricas para venderlas aquí, el precio de venta en Cuba de estas unidades oscila entre 2 000 y 2 300 CUC. Ahora tendremos que estudiar otras ofertas de otros modelos mejores que las que se van a ensamblar aquí. No creo que el Estado pueda competir contra nosotros. El precio en Panamá de estos equipos es de unos 800 a 900 dólares, después hay que pagar el envío y el impuesto aduanal pero siempre da negocio”.

Moto eléctrica marca AVA, modelo Raya (Foto: Orlando González)

Según Granma, “en estos momentos se estudia el encadenamiento productivo con otras empresas cubanas para abaratar los costos de producción de esos equipos; debido al potencial en el país para crear su estructura metálica, además de procesar cargadores, cajas eléctricas y otras partes y agregados”.

“La competencia ha llegado. Como es habitual en nuestro país el Estado siempre se quiere hacer dueño de los negocios que creamos los particulares. No es la primera vez ni será la última. Ya veremos la calidad de estos productos ensamblados aquí en Cuba y si los compradores preferirán pagar por equipos ensamblados aquí o importados desde otros países”, añadió Jorge.

La fábrica villaclareña producirá otros modelos de bicicletas eléctricas con menor potencia, y también mecánicas, además de sillas de ruedas, de las cuales ha entregado a la entidades como ACLIFIM y el MINSAP más de 79 mil unidades desde que iniciaron su producción en el 2007.

Moto eléctrica marca AVA, modelo Avispón (Foto: Orlando González)


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *