Calendar

March 2017
M T W T F S S
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Aylín Gari, una cubana que vence a la tragedia en su tránsito hacia la
libertad
28 de febrero de 2017 – 21:02 – Por Daniel Castropé

La disidente inicia su periplo en Ecuador, le toca vivir numerosas
experiencias y finalmente se convierte en la primera cubana en recibir
un parole tras el fin de la política de “pies secos, pies mojados”
dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

MIAMI.- Dos años y medio después de salir de Cuba, con un embarazo de
casi seis meses y dispuesta a seguir luchando para que se alcance la
democracia en su país, la opositora Aylín Gari Cruz se convirtió en la
primera procedente de la isla caribeña en ingresar con un parole a los
Estados Unidos, tras la derogación de la política de “pies secos, pies
mojados”.

Esta mujer de 30 años, miembro del Partido Republicano de Cuba y nacida
en la Isla de la Juventud (que ella prefiere seguir llamando Isla de
Pinos) llegó a Miami luego de cumplir un largo y accidentado periplo por
diferentes países de Sur y Centroamérica, hasta alcanzar su meta de
arribar a “tierras de libertad”.

Dificultades en la isla

Gari siempre ha sido consciente de que en la vida nada es fácil. Las
circunstancias nefastas que le tocó vivir en una isla gobernada por el
régimen castrista, que no duda en calificar como “lo peor que le ha
pasado a nuestra nación de gente buena y trabajadora”, no le permiten
pensar lo contrario.

Las primeras acciones de esta cubana dentro de la oposición las
emprendió pasando por encima de los consejos que le daban sus padres.
Tenía 19 años y un cúmulo de sueños que se diluían en la mente. Quería
estudiar, viajar, ser libre, pero –advierte– “en Cuba, por ejemplo, solo
quienes juran lealtad a la filosofía de los comunistas son los que
pueden entrar a una universidad”.

Su primera gran prueba de fuego consistió en guardar en casa propaganda
en contra del comunismo que el régimen considera “material subversivo”.
Eran hojas volantes y discos de propiedad del disidente Adel López, que
terminó preso dejando desamparada a una esposa y a unos hijos pequeños.
Pero en Cuba todo se sabe, y Gari, a pesar de que se portó como una
mujer valiente, también acabó en prisión.

Esta disidente tiene muchos deseos de contar todo lo que debió callar en
Cuba: “Empecé a militar en el Partido Republicano de Cuba al ver que
todo estaba mal. A Adel [López] lo meten preso por tener propaganda, la
esposa me la da para guardarla o repartirla, y después de esa primera
vez me llevaron presa unas seis veces en Nueva Gerona, Isla de la Juventud”.

Por una nueva vida

Cansada de un gobierno que reprime las voces contrarias a sus
postulados, Gari decide dar por terminada una primera etapa de su vida
en la isla y se aventura a buscar mejores horizontes en el país que se
yergue a solo 90 millas de distancia (Estados Unidos), especialmente en
una ciudad como Miami, en donde la costumbres de su tierra y la
gastronomía cubana se encuentran por doquier.

El primer paso sería llegar a Ecuador, país suramericano que pisa el 31
de agosto de 2014. Al poco tiempo logra conseguir trabajo en un
restaurante “haciendo cualquier cosa, desde limpiar hasta atender a los
clientes”. Un año y tres meses lejos de la isla que dice “jamás podré
olvidar”, entregada día y noche a sus labores, le dieron la oportunidad
de ahorrar el dinero que emplearía en la expedición por diversos
territorios en busca del emblemático país del “sueño americano”.

“En Ecuador me trataron muy bien. Fue un tiempo largo el que estuve en
ese lugar, en Quito, la capital, pero ya tenía que emprender mi camino”,
dice con palabras que mezclan tantos acentos como modismos diferentes a
los cubanos, adquiridos por necesidad o estrategia.

Del sueño a una pesadilla

Pasar de Ecuador a Colombia significó para Gari una gran pérdida. Antes
de llegar a la ciudad de Medellín, asegura que un grupo de militares que
realizaba una operación de rutina en una carretera la despojó de parte
del dinero, viéndose obligada a conseguir un nuevo trabajo. No tenía
otra opción para capitalizarse: laborar en varios restaurantes de la
localidad de Envigado, Antioquia, por espacio de seis meses.

Después de reunir más recursos económicos, la cubana se lanza a la
conquista de una nueva meta en su travesía. Turbo, población fronteriza
con Panamá, es un punto clave dentro del recorrido por lo intrincado de
la zona. Atravesar el Tapón del Darién solo es posible con “coyotes” que
cobran desde 1.500 dólares en adelante por poner en lugar seguro a sus
“clientes” en suelo panameño. Pero la frontera estaba cerrada y se creó
una crisis humanitaria con más de 4.000 cubanos varados del lado de
Colombia.

Transcurrieron los días y las semanas. Gari cuenta que se quedó otra vez
sin dinero en medio de una población de gente hospitalaria, pero con muy
poco para ofrecer a los “forzados huéspedes”. Entonces opta por regresar
a Medellín en procura de dinero para seguir avanzando y –esto no estaba
en sus planes– un embarazo fruto de una relación de casi dos años con un
“paisa” (colombiano) que conoció en Ecuador.

La situación en Turbo empeoró. La cubana sostiene que el Gobierno del
presidente colombiano Juan Manuel Santos no metió la mano en la crisis.
“Estábamos en un almacén (bodega), hacinados, teníamos cuatro baños
portátiles que facilitó la alcaldía, también nos ayudaron las iglesias e
hicimos camas literas con unos palets. Por esos días me enfermé con
bronconeumonía”.

Más escollos

El cierre de la frontera con Panamá condujo a los “coyotes” a improvisar
un nuevo camino. La disidente, ya en su casi tercer mes de embarazo,
junto a otros cubanos, logra poner sus pies en territorio panameño
después de subir la que llaman la Loma de la Miel. Recuerda que tenía
fiebre, llovía mucho y más adelante unas monjitas le permitieron
quedarse en un albergue improvisado. Era la época de Navidad del año 2016.

En Costa Rica no tuvo mayores inconvenientes con las autoridades, pero
en un momento del recorrido dejó de sentir a la criatura en su vientre.
Los verdaderos problemas –dice– los vivió cuando saltó a Nicaragua
“porque ellos también son comunistas y con esa clase de personas jamás
he podido identificarme”.

El momento que sigue turbando su mente lo padeció en ese país manejado
por Daniel Ortega. “Me hice pasar por nicaragüense. Sentía un terror
mental porque sé que es el país más caro, el de más asaltos, el de más
violaciones. Eso fue el 31 de diciembre. Pensaba que no iba a haber
retenes, pero fue todo lo contrario. Pasando La Cruz me detienen los
militares, me piden la cédula, dije no la traía, me puse muy nerviosa,
empecé a sudar frío, sentí el pánico que no he sentido en toda mi vida”.

Y acota: “De repente sale un señor que no conocía para ayudarme. Me
habían dicho que cantara el himno de Nicaragua, me puse más nerviosa,
casi me desmayo recostada contra un árbol. El señor ese les dijo a los
militares que yo apenas había llegado hasta segundo grado en la escuela.
Me preguntaron de dónde era, el señor dijo que dijera Chontales. Se los
dije y eso me sonó como guajira (campesina cubana), y me dejaron seguir”.

Un paso para la libertad

Isaac se llama la criatura que crece en el vientre de la valerosa
cubana. Un día cualquiera después de pasar por Guatemala y Honduras, y
arribar a Tapachulas, México, sintió que la nueva razón de su vida
volvía a darle “pataditas en la barriga” mientras cruzaba un caudaloso río.

El 10 de febrero pasado la disidente estaba atravesando el puente número
1 de Nuevo Laredo, en México, para someterse a un interrogatorio frente
a varios oficiales de inmigración que le hicieron énfasis en que podría
ser deportada en virtud de la derogación de la política de “pies secos,
pies mojados”.

Diez horas más tarde, ansiosa y cargada de ilusiones, Aylín Gari Cruz
recibió el anhelado parole al demostrar que desde Cuba ha venido
luchando por ver que los Castro y su séquito de aduladores sean
marginados del poder y que el cubano, que día a día sobrevive con las
migajas de un sistema revaluado, reivindique el derecho de elegir y ser
elegido dentro de un marco realmente democrático.

Source: Aylín Gari, una cubana que vence a la tragedia en su tránsito
hacia la libertad | Exilio cubano, Cuba –
www.diariolasamericas.com/america-latina/aylin-gari-una-cubana-que-vence-la-tragedia-su-transito-la-libertad-n4115994


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *