We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La gran estafa
HIRAM GONZÁLEZ

Le hemos robado el nombre que Eudocio Ravines le puso a su libro que
desenmascara las atrocidades del comunismo. La historia ha demostrado
que todo lo que dijo fue verdad, porque sin lugar a dudas que el
socialismo científico, marxismo/leninismo, comunismo o Socialismo del
Siglo XXI nada tienen de socialismo, y mucho menos de científico, si la
ciencia es el conocimiento exacto de las cosas. El socialismo de Marx
escondido en un nombre más atractivo no es nada más que una filosofía de
la miseria; porque sus teorías solo han servido para imponer a los
pueblos una miseria sin libertad y sin esperanzas.

Todos tenemos que elevarnos sobre nuestros dolores y hacer lo que es
mejor para la Patria y no lo que es mejor para aplacar el odio que han
sembrado en nuestros corazones tantos años de tiranía. A la Patria
debemos regresar para restañar heridas, eliminar los odios y ayudar a
reconstruir al país sin mirar para atrás pero aquellos que tienen sus
manos ensangrentadas tendrán que enfrentar la justicia.

Es preferible que no regresen los que solo piensan en recobrar a toda
costa las riquezas dejadas atrás, sin evaluar el daño que le puedan
hacer al país. Solo a través del desprendimiento y la tolerancia
podremos reconstruir la Patria de Martí, honrar a nuestros muertos y
rendir tributo a los versos inmortales de la Rosa Blanca.

Soy parte de esa generación de cubanos que tratamos de evitar que en
nuestro país se estableciera el castrismo, con sus cárceles y su paredón
de fusilamiento. Mi objetivo es mostrar a las nuevas generaciones que en
nuestro país son adoctrinadas en la filosofía del odio, y también a los
extranjeros que no conocen nuestra historia la realidad de nuestra
tragedia, nuestra lucha, nuestras ilusiones y nuestros sentimientos.

Consideramos que los derechos humanos y políticos son valores
intrínsecos a la condición humana. Ni el goce de bienes presentes o
futuros, ni el acomodo de prebendas y privilegios, ni ningún proyecto
social por justo que parezca, me harán justificar, o apoyar a una
dictadura, de cualquier ribera ideológica o la imposición de una clase o
grupo sobre otro.

La injusticia que más aborrezco es la tiranía, porque priva al hombre de
su dignidad y lo reduce a ser un espectador de su propio destino. Si se
me diera a escoger un bien entre todos los bienes de este mundo,
escogería siempre la libertad, porque sin ella no pudiera modelar mi
presente, ni soñar mi futuro; sería solo un siervo de la voluntad ajena,
y para eso no valdría la pena vivir.

Rechazo el dogmatismo; porque lleva fácilmente al fanatismo que rechaza
el diálogo y elimina toda posibilidad de entendimiento y compromiso. Soy
un ecléctico por inconforme, un liberal por convicción, un social
cristiano por compasión y un independiente por naturaleza. Y mantengo un
feroz desprecio a las tiranías, como expresó muy bien Rousseau en sus
Confesiones.

“Cuando leo las crueldades de un tirano feroz volaría gustoso a hundir
un puñal en su pecho miserable, aunque con ello me costara la vida”.

Por esas lecturas se fue desarrollando en mí un desprecio hacia
cualquier forma de imposición, ingrediente común que encontré, para mi
pesar, en casi todos los hombres ilustres. En mis lecturas descubrí que
José Martí fue el más cristiano de todos los libertadores, porque no
encontré, registrando su pluma incansable, una sola palabra de odio o de
resentimiento. Convocó a los cubanos a la guerra por el amor a la
Patria. Nunca se inspiró en el odio. Nunca una nación rompió sus cadenas
bajo una inspiración más noble y sana. Para Martí, el amor era la base
de toda relación humana, y su Rosa Blanca no es nada más que la
expresión más pura de las enseñanzas del Carpintero divino de Nazaret.

“Cultivo una Rosa Blanca, en junio como en enero, para el amigo sincero
que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca el corazón con
que vivo, cardo ni ortiga cultivo, cultivo una Rosa Blanca”.

Movimiento 30 de Noviembre.

HGonz77819@aol.com

Source: La gran estafa | El Nuevo Herald –
www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article137201188.html


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *