We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Moto eléctrica (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- El severo problema de transporte que enfrenta Cuba ha encontrado aliviadero en la importación particular de motos eléctricas desde la capital del exilio, Miami.

Un reportaje publicado en El Nuevo Herald describe que el deterioro del transporte público en la isla caribeña, al que contribuye el reforzamiento de regulaciones gubernamentales sobre los taxistas privados, ha llevado a un alza en la venta y envío de “motorinas” eléctricas.

El negocio transcurre, según dijo la cubana Yudelkis Barceló al diario miamense, al margen del embargo norteamericano sobre la exportación a Cuba. Barceló es dueña de la agencia Envíos y Más, que en los últimos tres años ha estado enviando estos vehículos a Cuba y no han tenido “problemas de ningún tipo” hasta ahora.

Como los equipos están destinados exclusivamente al uso personal, la empresaria alega que no está violando embargo alguno.

“El cliente adquiere el producto y en un período de seis a ocho semanas puede recogerlo en la agencia Palco, en la zona oeste de La Habana. El pago se efectúa en Miami y los envíos se realizan por vía marítima”, describió Barceló.

La lista de vehículos que se envían a Cuba a través de esta empresa incluye motos Voltage de 750 y 1 000 Watts, a un costo de 1 450 y 1 600 dólares, respectivamente. En Cuba, la agencia Palco cobra a su vez 70 CUC y 400 pesos cubanos para la moto menos potente, mientras que en el segundo caso cobra 170 CUC más 400 pesos cubanos.

“Todo el mundo sabe cómo está la situación del transporte en Cuba. Le envié una (motorina) a mi hermano que vive en el Cotorro y está feliz porque el P7 (refiriéndose a los vehículos de la ruta de ómnibus) no hay quien lo coja y los almendrones también están perdidos”, dijo Yamilet García, una cubana radicada en Miami para quien estas pequeñas motos son “una bendición”.

Uno de los competidores de Envíos y Más es la agencia Caribe Express. Una agente de venta dijo al Nuevo Herald que las motorinas “están demorando de cuatro a cinco meses” en llegar a Cuba.

Demora, explicó, porque “solo la agencia Palco está recibiendo este tipo de productos” dado que al parecer es de las pocas o la única que tiene “el scanner para analizarlo”.

En Cuba, una empresa del centro del país comenzó el ensamblaje de motos eléctricas con componentes traídos fundamentalmente de China.

En tanto, otros lugares de venta como Panamá han estado abasteciendo al mercado cubano, cada vez más necesitado de un medio para paliar la escasez de transporte.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *