We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El censo más reciente indica que tres de cada 10 cubanos son negros, mulatos o mestizos (Foto: El Nuevo Herald)

LA HABANA, Cuba.- Como parte de la campaña de incidencia para visibilizar la discriminación racial en Cuba se desarrolló en la sede del Centro de Estudios Políticos y Alternativas para la Transición Democrática de Cuba (CEPATD) la capacitación respecto a la estrategia de la misma a un grupo de actores de la sociedad civil cubana.

Dicha Campaña ha provocado la creación de la Coalición por la No Discriminación y Defensa de los Derechos Humanos de los Afrodescendientes Cubanos (C-DDHAC), dirigida por CEPATD y auspiciada por People In Need, la cual ha identificado una discriminación real que revela las fallas del sistema socio-político cubano.

La capacitación fue convocada por el máster en ciencias Enix Berrio Sardá, director de CEPATD, y estuvo a cargo de Carlos Viltre Calderón, director del Instituto Nacional de Estudios sobre las Interacciones Raciales y la Pedagogía Crítica (FORACI). Además, contó con la participación de Dayron León Álvarez, del Instituto Cubano de Arte Independiente (ICAI).

A la sede también estuvo invitado el licenciado Jean Pierre Isla Pérez como representante de la Red Eye on Cuba para la defensa de los derechos humanos y la denuncia de sus violaciones en el país, otros representantes de la organización Juventud Activa Cuba Unida (JACU), el directivo Esteban Ramón Hernández de CEPATD e invitados de otras provincias del país.

Carlos Viltre Calderón resaltó que, entre las problemáticas fundamentales identificadas en Cuba, está la “ausencia de una conciencia cívico-democrática del ciudadano cubano promedio, que imposibilita el logro de transformaciones profundas en la concepción de lo que representan los negros y negras en el sistema socio-político cubano actual y su futuro en una visión de país“.

Además, señaló que “las políticas públicas aplicadas en Cuba reflejan la carencia de igualdad de derechos a todos los ciudadanos, reflejando como carencia la cada vez más pobre inclusión social de estos sectores vulnerables en la toma de decisiones socioeconómicas y políticas”.

Por otra parte, en Cuba “se carece de espacios que posibiliten disentir, discutir, ayudar, formar y finalmente empoderar a los negros y negras cubanas en el ejercicio de ejercer sus legítimos derechos“.

Es una práctica del Estado cubano “la censura y represión a los intentos de incluir en los saberes de los ciudadanos los conocimientos que les posibiliten empoderarse en su derecho de reclamar los actos discriminatorios“.

Por ello, resulta imposible que los actores de la sociedad civil cubana alcancen promover y exponer la realidad de las problemáticas identificadas en los medios oficialistas, lo cual impide la objetividad del criterio de la sociedad cubana en su conjunto.

También se lanzó el folleto Inclusión y equidad para todos, en el cual se explica el objetivo de la campaña y los flagelos asociados a la discriminación racial en Cuba, expresados a través de la segregación racial, la exclusión social y la creencia de una superioridad intelectual.

Como acuerdo, se presentaron las bases de la Coalición que dirige CEPATD, la cual se define a sí misma como la alianza estratégica entre actores de la sociedad civil, que mediante la unión de fuerzas divulgará entre los meses de febrero y abril de este año los preocupantes datos de la discriminación racial en Cuba.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *