We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Miami, USA, Ed Prida (PD) La creación de organizaciones sociales con apariencia de ser absolutamente independientes de los comunistas, se utiliza para agrupar a personas sin denominación ideológica, pero con intereses comunes para lograr determinadas reivindicaciones de sus derechos o ideas.

Este tipo de organización por lo general recluta a personas con bajos niveles educacionales e individuos de un bajo estatus social, proclives a cometer delitos para resolver sus problemas.

El liderazgo de estas organizaciones responde a los intereses de quienes las crearon, sin que sus propios miembros lleguen nunca a saber que están bajo el absoluto control de los partidos comunistas y/o la KGB. Se puede ver en las organizaciones sindicales obreras y en los estudiantes universitarios. Por estar bajo este control, son vectores muy eficientes, para moverlos a las posiciones políticas que les convienen a los cerebros controladores. Como este dominio es invisible, no es posible acusar a estos líderes de actuar a favor del enemigo.

Almoverse estos hilos tras bastidores, muchas de las ideas que se observan en las campañas generadas por la prensa no nos parecen extrañas, como por ejemplo, la insistencia en destacar como descontrolado el presupuesto estadounidense para la defensa del país. Mientras esto se oía en los Estados Unidos, la URSS, en los años 60, hacia planes para atacar por sorpresa a los Estados Unidos con misiles nucleares en un plazo no mayor de 18 meses. Esa realidad no era accesible a la prensa internacional, sino todo lo contrario. La prensa reaccionó aceptando la propaganda que pintaba al socialismo como un sistema que buscaba la paz mundial para dedicarse pacíficamente a desarrollar la economía en bien de los seres humanos. Esa idea sobre el comunismo era lo que reflejaba la prensa. La campaña, creada internacionalmente, a través de los Países No Alineados, el Comité Internacional por la Paz, los Verdes de Alemania Occidental, el Comité de los Premios Nobel y hasta el propio Comité Internacional de Derechos Humanos con sede en Londres , sirvió para avanzar los objetivos de la Unión Soviética que eran cambiar el balance de las fuerzas políticas durante la Guerra Fría.

Estas organizaciones fueron creadas y manipuladas por Moscú y La Habana para utilizarlas como organizaciones sociales, aparentemente espontáneas, que coincidían en apoyar sus intereses, pero sin conexión directa palpable con los de la URSS.

Se creó un rechazo contra Estados Unidos en los países en que había bases militares norteamericanas, precisamente para defenderlos de los ataques planificados por la URSS.

Recuerdo haber visto la propaganda impresa en Cuba de los Verdes para oponerse al uso de los misiles Pershing en Alemania Occidental.

Los movimientos por la paz parecían ser una fuerza independiente que surgía espontáneamente de las masas. Los medios de comunicación les apoyaban, y como tal aparecían en primeras páginas de los periódicos, pero esa espontaneidad, en realidad era fabricada.

Los que crearon los focos de conflictos militares locales, con apariencias de movimiento de liberación, fueron los soviéticos y los cubanos para involucrar de una manera u otra a los Estados Unidos, para luego incrementar las acusaciones de injerencia de estos en los asuntos internos de terceros países. Esta situación creada les facilitaba demostrar la necesidad de luchar contra el “Imperialismo Yankee.”
pridaissues@gmail.com; Ed Prida


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *