We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

El Cerro, La Habana, Raúl L. Fonseca, (PD) El llamado “Plan Imagen” para maquillar el muy deteriorado aspecto de la capital marcha de forma muy lenta. Lo que más se ha hecho es pintar algunos edificios, sin ningún tipo de reparación anterior.

Algunos vecinos de la calle Lombillo entre Ayuntamiento y Ermita, que conversaron conmigo se refirieron al tema y señalaron, en particular un edificio que comenzaron a pintar a inicios del año pasado y cuando terminaron el frente se fueron y nunca regresaron. Según cuentan el de la otra acera fue peor, pues la brigada comenzó a trabajar y lo dejaron, como puede verse, pintado hasta la mitad y de un color rojo horrible.

Este mes comenzó una brigada a pintar el edificio que está al lado de la Iglesia, en Ermita entre Lombillo y San Pedro, y pasó lo mismo se fueron sin terminarlo de arreglar.

Se cuentan en decenas y pueden llegar a ser cientos, los edificios en la capital que fueron abandonados después de haber comenzado a pintarlos, unos por falta de recursos, otros ni se conoce por qué. Un ejemplo paradigmático puede usted verlo en el céntrico edificio situado en la esquina de G y 25, en la barriada del Vedado, cuyos pisos superiores fueron pintados de rojo escarlata y no se terminó el resto.

El bloguero oficialista Iroel Sánchez, que es presentador del programa televisivo “ La Pupila Asombrada”, en un artículo titulado “¿Prosperará La Habana?”, preguntaba: “¿Es casual que sitios como el Parque Lenin o el Coppelia, símbolos de la democratización de la recreación y el acceso de las mayorías al refinamiento, abierto por el proyecto colectivo de la Revolución, languidezcan entre el mal servicio y el deterioro estructural, mientras se asienta la idea de que lo bueno y lo bello son patrimonio exclusivo del pasado prerrevolucionario? ¿Por qué cada vez más el Estadio Latinoamericano se le llama en nuestros medios el “Estadium del Cerro”.

En un programa Triángulo de la Confianza que se transmitió por el Canal Habana, un ingeniero, un arquitecto y un artista, hablaron sobre el tema y afirmaron que La Habana se construyó bien y rápidamente, más del 80% en solo 58 años, antes de enero del 1959. Se pudo construir -casi en tiempo record- una ciudad maravillosa, de hecho moderna, limpia y funcional como la de cualquier país europeo.

El remedio de pintar edificaciones de colores inapropiados, es peor que la enfermedad.

Aunque se han inaugurado, remozado y reconstruido, en tiempos recientes, algunos espacios públicos, al ritmo que se están desarrollando las obras, mejorar la imagen de La Habana demorará bastante. En ese tiempo, es posible que se desplomen unos cuantos inmuebles y casi desaparezca la capital de todos los cubanos.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Raúl Lázaro Fonseca; Teléfono: 53452139
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *