We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

¿Una de las urbes más sucias del mundo?
Ni siquiera las zonas turísticas de La Habana escapan a la mugre que,
con los años, ha tornado en una marca de identidad
Martes, mayo 30, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- La Habana pudiera clasificar entre las ciudades más
sucias del planeta. Ni siquiera las zonas más visitadas por los
turistas, como el Casco Histórico, escapan a la mugre que, con los años,
se ha convertido en una lamentable marca de identidad.

A pesar de ser la acumulación de basura uno de los problemas más
urgentes a enfrentar en la capital, los programas y proyectos de
rehabilitación de calles y edificaciones pocas veces lo ha tenido en
cuenta, de modo que la suciedad siempre queda a la vista de todos,
incluso obstruyendo la circulación de peatones y autos en las vías,
obstaculizando el acceso de ómnibus y pasajeros en las paradas o
estropeando las fachadas de edificaciones patrimoniales.

“No se piensa en cómo hacer desaparecer la basura cuando se comienzan
nuevos proyectos. Simplemente se termina el lugar y después colocan
tres, cuatro tanques en la misma entrada de la edificación, incluso a
veces impidiendo la entrada o bloqueando la acera, la calle, es un
desatino total, es como si no quisieran resolver el problema de la
basura”, opina Carmen Benavides, arquitecta de la Dirección Provincial
de Vivienda en La Habana.

Aunque, según declaraciones de varios funcionarios de la Dirección de
Servicios Comunales de la capital, constantemente se diseñan nuevas
estrategias para enfrentar el problema, hasta el momento no se ha
encontrado una solución definitiva.

“Sigue acumulándose la basura a la vista de todos. El problema se aplaca
un tiempo y luego regresa y es cada vez peor”, dice Gisela Torres, del
Consejo de la Administración Popular en Centro Habana: “Se piensa que
colocando más tanques recolectores en todas las esquinas se soluciona y
no es así. Tiene que haber sistematicidad en la recogida de la basura,
tiene que hacerse varias veces en el día y no una vez cada tres o cuatro
días, o cuando los carros tengan combustible (…). Ya es hora de que
comience a clasificarse la basura y que no todos los desechos vayan al
mismo lugar porque sucede que vienen los buzos (recicladores) y para
sacar las botellas y cartones echan todo fuera de los tanques”,
considera la funcionaria.

Por su parte, Oscar Martínez de servicios comunales de la Habana Vieja,
es de la opinión de que deberían establecerse horarios para que tanto
las empresas como los habitantes de la ciudad saquen los desechos:

“A cualquier hora ves a la gente sacando la basura. Antes en La Habana
había horarios, casi siempre era por las noches. La gente era incapaz de
echar basura en las esquinas a cualquier hora. (…) cuando niño pasaba
una carreta y tocaba una campana, entonces la gente sacaba la basura y
la ponía a la entrada de la casa para que la recogieran. (…) Eso era en
los años 50, cuando supuestamente había pobreza en Cuba, bueno, si ya se
supone que hemos avanzado y hay más educación, ¿entonces por qué hay más
suciedad?”, dice Martínez.

Se calcula que cada año alrededor de unos mil tanques recolectores
nuevos son emplazados en las calles de la capital, sin embargo, en el
mismo período de tiempo debe ser retirada una cantidad similar debido a
su rápido deterioro.

“La gente los quema, los rompe para llevarse las ruedas para armar
carretillas, los trozos de plástico los funden para hacer pozuelos,
adornos de plástico, piezas de repuesto”, dice José Ramón Fuentes,
funcionario de Comunales en la capital: “Tanques acabados de poner, al
día siguiente ya no sirven para nada. (…) Las papeleras de metal se las
roban para hacer palomares y corrales para animales. Las he visto en el
campo en máquinas inventadas para cernir frijoles, arroz, rollón porque
tienen agujeros. (…) También está el problema de la falta de
emplazamientos para los recolectores, están en medio de la calle, y
están expuestos a que los carros los choquen (…) son un peligro, pero a
todo el mundo se le olvida buscarles un lugar, seguir el ejemplo de
otras ciudades en el mundo (…) Uno no puede ver lo que ya es costumbre,
eso pasa con la basura, nos hemos acostumbrado a vivir rodeados de
basura, y no la vemos”, señala Fuentes.

Se prevé que en las próximas semanas comenzarán a implementarse nuevas
regulaciones, coordinadas entre los gobiernos locales y el Instituto de
Planificación Física, para intentar ofrecer una solución a la
higienización en las principales zonas de la capital. Entre las
medidas anunciadas estaría el establecimiento de horarios fijos para la
recogida de los desechos, la imposición de multas y sanciones severas
para las personas naturales y jurídicas que incumplan con lo
establecido, además de la obligatoriedad de establecer emplazamientos
que no obstaculicen las vías de circulación ni estropeen las fachadas de
edificios.

No obstante, entre los funcionarios estatales hay poca confianza en la
efectividad de las disposiciones debido a la magnitud del fenómeno que
algunos han llegado a calificar como incontrolable por el excesivo gasto
de recursos que implicaría ajustarse al cumplimiento de normas que no
toman en cuenta la realidad económica.

Uno de los funcionarios entrevistados, del cual nos reservamos la
identidad por petición suya, nos ha dejado con su respuesta varias
interrogantes que quizás pudieran adelantar el fracaso de la iniciativa:
“No es que no se pueda hacer, se puede hacer pero ¿con qué dinero?
¿Dónde está? Y si quitamos los tanques de la calle, ¿dónde los ponemos?
¿Vas a poner un inspector al lado de cada tanque? ¿Vas a vigilar a cada
vecino que tire una jaba de basura desde el balcón?”.

Source: ¿Una de las urbes más sucias del mundo? CubanetCubanet –
www.cubanet.org/destacados/la-habana-una-de-las-urbes-mas-sucias-del-mundo/


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *