We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Edificio de Bacardí en Biscayne Boulevard, Miami (skyscrapercity.com)

MIAMI, Estados Unidos.- Enrique “Henry” Gutiérrez fue el arquitecto cubano que se llevó su isla a Miami luego de la revolución de 1959. Su famoso “edificio de los azulejos azules” para la Bacardí, constituye “la primera obra arquitectónica de inspiración cubana” en la llamada capital del exilio.

Gutiérrez, quien falleció en Miami la pasada semana a sus 86 años producto de un cáncer, imprimió al edificio de Bacardí, construido en 1963, el estilo internacional que dominaba la arquitectura cubana en la década de 1950. Fue “el primer ejemplo concreto de las raíces cubanas que empezaron con el exilio de 1959″, dijo el especialista en arquitectura Raúl Rodríguez al Miami Herald en 2005.

“Henry” Gutiérrez se vio obligado a huir de Cuba con destino a Puerto Rico debido a sus actividades contra el régimen castrista. Creía, “lo mismo que la mayoría de los exiliados de la primera ola, que este sería el lugar más conveniente, ya que seguro iban a regresar muy pronto a Cuba”, cuenta su hijo Fernando Gutiérrez a El Nuevo Herald.

“Cincuenta y ocho años más tarde, mi padre nunca pudo regresar a su amada patria. Y aunque él estaba extremadamente orgulloso de su ciudadanía estadounidense y adoraba enormemente a su país adoptivo, Cuba estuvo siempre en su corazón”, afirma el hijo del artista.

Gutiérrez nació el 20 de mayo de 1931. Se graduó de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de La Habana en 1956 y, en Puerto Rico, se convirtió en uno de los arquitectos más prolíficos de la isla en una carrera que se extendió durante 60 años.

Tras el florecimiento de su oficina de arquitectura en Puerto Rico, amplió sus actividades a Miami después de terminar el edificio de las oficinas centrales de la Bacardí en Estados Unidos. Abrió una oficina en Miami en 1970 y diseñó el edificio One Biscayne del Downtown, inaugurado en 1972, el mismo año que él se mudó con su familia a Coral Gables.

El One Biscayne, de 39 pisos, 492 pies de altura y diseñado en colaboración con Humberto P. Alonso, Pelayo G. Fraga & Associates, fue de hecho el inmueble más alto de Miami durante 12 años hasta que se erigió el Southeast Financial Center, de 765 pies de alto, en 1984. Gutiérrez diseñó asimismo los cuatro edificios de condominios de Brickell Place en Brickell Avenue, una propiedad residencial en la Bahía de Biscayne precursora de la gigantesca urbanización del área, una de las más costosas de Miami en la actualidad.

El Bacardí, a su vez, fue designado como edificio histórico por la junta de preservación histórica de Miami en el 2009. El Fideicomiso de Patrimonio de Dade (Dade Heritage Trust) nombró a Gutiérrez como una leyenda viviente.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *