We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) El coro unánime de focas calladas y de acuerdo que se suele llamar parlamento o Asamblea Nacional del Poder Popular, no se ocupa de la violación de los derechos civiles en el país, ni de otros asuntos como podría ser GAESA, el monopolio militar más destacado del ‘Castro-Consorcio.

Este monstruo corporativo y fascista oculta su enriquecimiento monopólico, al margen de todo control. Las campañas del Castro-Consorcio contra el enriquecimiento, solo van contra ciudadanos y propietarios privados emergentes que sufren múltiples impuestos diferentes, acosos policiales y todo tipo de intervención gubernamental en su contra.

Mientras, el heredero en jefe ha propuesto una agenda para su parlamento coral en julio, totalmente anodina. Hablará de “asuntos nacionales e internacionales” y pasará por alto la crisis estructural creada por el fracasado castro-fascismo que encabeza.

Fiel a la costumbre y el estilo inaugurado por el difunto dictador Fidel Castro, el general de ejército Raúl Castro pierde o gana tiempo con documentos inspirados en el inviable y fracasado “socialismo real” que apoya una minoría insignificante de la población adulta. La mayoría, en lo que está verdaderamente interesada es, en comer precariamente o abandonar el país y salirse de Raúl Castro y su pesadilla.

Sumado a la miseria y el hambre compartidas, en Cuba la temperatura promedio en estos momentos es de poco más, poco menos, 35 grados celsios. Por la incompetencia de los idiotas a cargo, el agua escasea ya que no pensaron en dar mantenimiento a la red de distribución y esta colapsó finalmente. Más de medio millón de personas sufren por este colapso. La prensa oficial no informa en detalle y nada de esto se discute abierta y públicamente en parte alguna.

Pero no todo va completamente mal para todo el mundo. Hay quienes pretenden “explorar” (viajar) a otros países y gestionan que sea recibida alguna ‘delegación’ para tomarse fotografías, hacer declaraciones, presentar sus ideas y explicar mejor que otros y con más detenimiento, el atropello a los activistas pro democráticos (que no viajan) así como el andamiaje constitucional y legal castrista, que de esta y otras formas, legitiman de hecho.

En Cuba, “la ley” regula y limita el permiso de residencia en La Habana, a personas procedentes de otras provincias. Esa “ley”, permite a los extranjeros residentes, vivir en cualquier lugar del territorio nacional sin permisos especiales. El Coro que ensaya lo determinó así.

¿Será esta la ley de qué hablan los que quieren ir a cambios democráticos ‘de la ley a la ley’? ¿Se viaja para exponer y defender cosas como esta?

Lo que no se dice, porque no ayuda a viajar es que el Castro-Consorcio no tiene intención de cambiar hacia un estado de derecho o hacia un estilo más libre de gobernabilidad. La represión se ha incrementado. El heredero se niega a transformar a Cuba en un país libre. Lo de capitalista y libre es secundario. Rusia es capitalista y más neoliberal que los propios Estados Unidos y los rusos no son libres.

La sucesión organizada incluye la promoción de oficiales militares que sean en esencia, herederos más jóvenes. Entre ellos, ahí tienen al hijo del heredero Raúl Castro, Alejandro Castro Espín, un coronel sin batallas de los servicios de inteligencia castristas, quien emerge como la figura más influyente de la piñata para la sucesión.

El Coro ensaya para julio y por acá algunos o muchos conocen la partitura. Hay quienes buscan encauzar una ‘transición democrática’ de cara a la “salida del poder” del heredero en jefe Raúl Castro en febrero del 2018. Solo que este continuará como primer secretario del único partido que lo dirige y ordena todo en Cuba y esto incluye, por encima de todo, a los predios militares.

Entonces, ¿de qué sirve la celebración de elecciones en estas condiciones? ¿Será libre y democrática la próxima elección presidencial, será por sufragio directo?

Atentos, el coro ensaya…
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *