We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

14ymedio

El periodista del diario oficialista Granma José Antonio Torres, condenado a 14 años de prisión por el delito de espionaje, obtuvo este martes la libertad condicional tras más de seis años de detención. El reportero, que era corresponsal en Santiago de Cuba, sueña con volver a trabajar en un medio de prensa, aseguró a 14ymedio a través de la línea telefónica.

El proceso de solicitud de la libertad condicional comenzó en diciembre pasado y el trámite sufrió algunas demoras. "Se tardó 187 días lo que normalmente dura solo 30", cuenta Torres. El recluso clasificaba para este beneficio por su buena conducta en el centro penitenciario.

"Cuando me dijeron que iba a quedar libre estaba en la biblioteca donde trabajaba, en el Centro de Estudio y Trabajo Mal Verde" en Santiago de Cuba. La casualidad hizo que la fecha de salida coincidiera con el día en que, hace 27 años, obtuvo su diploma como periodista.

[[QUOTE:"Hoy me gradúo de un oficio que no recomiendo a ningún ser humano, el de ser un preso en las cárceles cubanas"]]"Hoy me gradúo de un oficio que no recomiendo a ningún ser humano, el de ser un preso en las cárceles cubanas", detalló Torres.

"El corazón no me late, me ruge. Lo primero que quiero hacer es agradecerle a todas las personas que hicieron algo por que pudiera estar otra vez con mis hijos", aclaró emocionado.

"Salí por la puerta de la prisión y repartí entre mis compañeros de detención las pocas pertenencias que tuve allí, excepto mis libros. Lo único que nunca estuvo preso fueron mis esperanzas, ni mi valor, ni mi dignidad, ni mi cultura".

"Mi visión de futuro es trabajar. Me han dicho que hasta que no transcurran los 14 años de mi sanción no puedo insertarme en ningún órgano de prensa revolucionario, pero estoy abierto a otras propuestas".

"Le debo a mi país algunas explicaciones necesarias. El que ha estado preso es un periodista y eso quiero darlo a conocer. No puedo quedarme callado", insiste.

Torres se graduó como periodista en 1990 y trabajó como subdirector de Tele Turquino, comentarista deportivo, reportero para la Agencia de Información Nacional y el Noticiero Nacional, además de corresponsal del diario Granma. Un reportaje suyo sobre irregularidades en las obras del acueducto santiaguero fue alabado públicamente por el presidente Raúl Castro.

En febrero de 2011 el periodista fue detenido y condenado a 14 años de privación de libertad por el delito de espionaje por escribir una carta a Michael Parmly, jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA). Con la misiva quería "conseguir una entrevista personal" y entregarle al diplomático "información sensible", según detalla el expediente judicial.

El periodista ha reiterado que nunca fue un espía y que ha enviado cartas a numerosos organismos nacionales e internacionales exigiendo su libertad.

[[QUOTE:Me han dicho que hasta que no transcurran los 14 años de mi sanción no puedo insertarme en ningún órgano de prensa revolucionario, pero estoy abierto a otras propuestas"]]El pasado año Torres fue elegido por el Departamento de Estado en el marco de su campaña Liberar a la prensa, que denunció crímenes y abusos contra los periodistas en la semana previa al Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo.

La Sociedad Interamericana de Prensa también reiteró en numerosas ocasiones a lo largo de estos años la petición de que Torres fuera puesto en libertad "de forma inmediata e incondicional".

En diciembre de 2016 el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) denunció que Torres no había recibido, a pesar de haberlo solicitado con insistencia, un beneficio penitenciario que le permitiera pasar el resto de la condena en su casa.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *