We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

La Habana, Cuba, Redacción Habana, (PD) El régimen militar totalitario castrista ha reaccionado como era de esperar frente al anuncio hecho por el presidente estadounidense Donald Trump de la nueva política que llevará adelante su administración sobre el tema cubano.

Una Declaración dada a conocer en la prensa oficial, fechada en 16 de junio de 2017 y firmada por esa entelequia que se hace llamar ‘Gobierno Revolucionario’, marca las pautas de una respuesta oficial muy a tono con la intolerancia que tipifica las conductas de la élite de gobierno castrista.

Lo cierto es que el nuevo escenario político es el tipo de escenario a que se adecúa mejor la dictadura militar castrista. Hoy tienen lo necesario para atrincherarse aún más en la intolerancia, la represión más brutal y apretar las clavijas de la miseria aún más sobre el sufrido pueblo cubano.

Lo más preocupante para el régimen ha sido que la nueva política va dirigida de forma directa sobre la guardia pretoriana verdeolivo y el corrupto entramado empresarial que controla. Esto abarca todo el monopolio oligárquico en manos de militares a cargo de las fuerzas armadas y de los servicios especiales de seguridad, inteligencia y contrainteligencia castristas.

Incluso el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, tuvo duras palabras para el régimen castrista el pasado martes 13, pocos días antes de que el presidente Donald Trump anunciara el esperado cambio de política hacia la dictadura castrista que quedó establecido el pasado viernes 16 de junio.

Se trata de que como expresara el Secretario de Estado, Rex Tillerson, el régimen militar castrista debe empezar a abordar los desafíos en derechos humanos si quiere que Estados Unidos mantenga el proceso hacia la normalización de relaciones que comenzó bajo el gobierno del ex presidente Barack Obama.

Tillerson se refirió a un “lado oscuro” en la relación entre ambos países: “Cuba no ha mejorado su historial de derechos humanos: los opositores y disidentes siguen siendo encarcelados, y las Damas de Blanco siguen siendo acosadas”.

Trump quiere continuar la política de acercamiento a Cuba y está muy bien el acercamiento a Cuba, pero también quiere asegurar de que las empresas estadounidenses no aporten “apoyo financiero” al régimen castrista que subyuga al pueblo cubano.

Se trata de que la naturaleza del régimen militar totalitario castrista sea excluyente y represiva y esto no cambiará nunca.

La Declaración oficial del régimen militar castrista dada a conocer por la prensa oficial el pasado 17 de junio y fechada el 16 de junio, habla de supuestos derechos reconocidos por el régimen como ‘salario igual por trabajo igual’, alimentación y otras falsedades desmentidas a diario desde los privilegios que detenta el clan familiar Castro y sus más dilectos vasallos.

Los pronunciamientos del presidente Trump son un KO formidable al régimen en su entraña monopólica y explotadora. O como dicen los de a pie por esta orilla, el presidente norteamericano dio una ‘trumpada’ en el hocico de ‘esta gente’.

Al menos en Lawton, ver a los líderes opositores Ángel Moya Acosta, (muy conocido en la barriada) Marta Beatriz Roque y otros, ha tenido un efecto muy singular. Ya se comenta que, “…ese americano, no es malo, se reúne con las mujeres y con los negros y con los disidentes”.

De los pronunciamientos del presidente Trump, emerge como figura más execrada por el régimen el senador Marcos Rubio.

Vendrán momentos aún más difíciles, pero esperemos que las horas más oscuras precedan un amanecer de derechos y libertades para el pueblo de Cuba.

Foto:?President Trump Gives Remarks and Participates in a Signing on the United States’ Policy Towards Cuba. The White House
primaveradigital2011@gmail.com; Redacción Habana

?


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *