We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Bertha K. Guillén

En los anaqueles del nuevo merca hostal de Viñales se ven coles, malangas, algunos mangos y piñas. También hay miel en varios formatos y paquetes de papas prefritas, el producto que más atrae la atención de los compradores. Pero la carne y los productos lácteos brillan por su ausencia.

El Gobierno anunció la creación entre los meses de mayo y julio de cinco merca hostales para abastecer al por mayor a los cuentapropistas del sector de la hostelería. La precipitada apertura, el pasado 30 de mayo, del local estatal de Viñales se percibe en la falta de productos y condiciones adecuadas para sus compradores.

"Estamos empezando y todavía no tenemos caja registradora, ni climatización", comenta uno de los empleados.

La noticia de la inauguración apenas se ha difundido entre los propietarios de casas de renta, más de un millar en este municipio de Pinar del Río, donde el mercado informal es el principal suministrador del sector privado.

El poco acceso a los insumos, debido a la ausencia de un mercado mayorista, y el alto precio de los los productos han sido señaladas como frenos constantes para el desarrollo del sector. Estos negocios estaban, en principio, destinados a paliar los obstáculos, pero los primeros días de experiencia no arrojan un saldo muy positivo.

"Sólo pueden vender dos paquetes de papas por persona, porque si no es acaparamiento", se queja Noel un arrendador de habitaciones para turistas que este viernes visitó el merca hostal después de enterarse de su apertura por la prensa local.

Con el crecimiento exponencial del turismo, que este año espera superar los cuatro millones de visitantes extranjeros que visitaron Cuba en 2016, el desabastecimiento preocupa.

Juan Carlos Rodríguez, director general de la Empresa Nacional de Frutas Selectas, asegura que los locales de Merca Hostal buscan reforzar de forma estable y con calidad las ofertas al sector privado, con 21.000 viviendas que rentan habitaciones en todo el país y 2.000 paladares.

Está previsto que para comprar en el Merca Hostal de este municipio el titular del negocio haga un contrato previo, pero la administración ha decidido flexibilizar este requisito durante el arranque. "Se están vendiendo los productos sin necesidad del contrato", comenta un empleado que considera que la decisión trata de estimular el bajo volumen de ventas y procurar que la mercancía más efímera no se eche a perder.

La larga fila frente a la oficina de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) esconde parte de la fachada del Merca Hostal, que en su primera semana de funcionamiento no ha logrado atraer a muchos clientes y cuyos precios son aún propios del mercado minorista.

"La oferta es bastante pobre y en otros mercados se encuentran productos más baratos y de mejor calidad", asegura Maité, mensajera de un restaurante que ofrece comida criolla e internacional. La mujer considera que "hasta ahora la única ventaja es que podemos tener el comprobante de compra para justificar los gastos cuando lleguen los inspectores".

Las autoridades controlan a través de un numeroso cuerpo de inspectores el origen de las mercancías que se venden en los locales gastronómicos de la zona. Aún así, buena parte de los productos que se ofertan provienen del mercado negro, especialmente los mariscos, los derivados cárnicos, el queso y la mantequilla.

[[QUOTE:“Hasta ahora la única ventaja es que podemos tener el comprobante de compra para justificar los gastos cuando lleguen los inspectores”]]Una empleada vinculada a la administración del Merca Hostal Viñales se muestra optimista. "Si nos dejan, vamos a tener jugos en conservas, todo en frutas selectas, postres, granos empaquetados por kilogramo, arroz importado, pastas, en fin, todo lo que tienen los hoteles".

"Estamos empezando pero vamos a tener todo envuelto en paqueticos chulos como en los mercados de afuera, los principales suministradores están en Matanzas y Santiago de Cuba", agrega la mujer que espera que "los directivos de frutas selectas no pierden el entusiasmo" y sigan enviando productos.

"Por el momento el mercado abastece solo las casas de Viñales por lo que si algún arrendatario de la ciudad de Pinar del Río u otro municipio quiere adquirir un producto tendrá que tener la aprobación de la provincia para que la policía no decomise la mercancía", agrega la trabajadora.

Los propietarios de Casa Gladys, uno de los alojamientos más conocidos del poblado esperan poder comprar en el merca hostal las ensaladas mixtas enlatadas, y las salsas que ahora deben traer desde La Habana pero una semana después de la apertura "no llegan las dichosas latas".


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *