We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

“No los defraudaré”, Trump cumpliría pronto aquella promesa de campaña
sobre Cuba
junio 01, 2017
Armando de Armas

El New York Times se suma a otros medios de prensa en EEUU que afirman
que el presidente quiere anunciar los cambios en Miami este junio y
cumplir la palabra empeñada con el exilio cubano.
El presidente Donald Trump está considerando revertir las principales
piezas de la apertura y ablandamiento del Gobierno de Barack Obama con
el régimen comunista de Cuba y reestablecer los límites de los viajes y
el comercio, debido a los abusos sistemáticos de derechos humanos por
parte del general Raúl Castro, publica hoy el New York Times.

Trump quiere anunciar los cambios en Miami este junio y cumplir con una
promesa de campaña que sigue siendo una demanda determinante para la
comunidad cubano estadounidense en el exilio que, a pesar de las
encuestas, los medios de prensa y los deseos de ciertos grupos
interesados en los negocios con la isla, no ha variado un ápice en sus
intenciones de presionar para un cambio hacia la libertad en Cuba.

Asegura el diario de New York que “el cierre de la relación con Cuba
sería una forma de alto perfil con la que el Sr. Trump puede mostrar una
ruptura rotunda con su predecesor y cumplir con una promesa, pronunciada
durante un discurso en Miami en septiembre, a un electorado crucial que
le apoyó desproporcionadamente. También permitiría al presidente
recompensar la lealtad de los legisladores cubanoamericanos que se han
estado moviendo por una línea más dura con Cuba, incluyendo el senador
Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, ambos republicanos de la
Florida”.

La verdad que el reto está a la altura de Trump, que construyó su
campaña y su personalidad política en torno a pronunciamientos audaces y
contrarios a las élites de ambos partidos políticos “como erigir un muro
en la frontera sur, instituir una prohibición de migración musulmana y
cancelar el acuerdo climático de París”, apunta el Times.

“Estoy seguro de que el presidente mantendrá su compromiso con la
política de Cuba mediante cambios que sean objetivos y estratégicos y
que promuevan las aspiraciones del pueblo cubano de libertad económica y
política”, dijo Rubio a NYT, quien se entrevistó con Trump y sus
principales ayudantes varias veces sobre el asunto de Cuba.

El legislador republicano de la Florida Mario Díaz-Balart ha desempeñado
un papel influyente en la configuración de la nueva política hacia la isla.

“Es mi deber abogar por las cuestiones que son importantes para mis
electores, y no me disculparé por utilizar todas las vías disponibles
para resolverlas efectivamente”, dijo el congresista en un comunicado.

Entre las medidas que está considerando la administración Trump están
las propuestas presentadas por Rubio y Díaz-Balart para bloquear
transacciones entre empresas estadounidenses y firmas vinculadas al
ejército cubano.

Tal restricción podría tener consecuencias de gran alcance para los
acuerdos existentes, como el que Starwood Hotels and Resorts ha firmado
el año pasado para administrar hoteles en Cuba -uno de los cuales es
propiedad del conglomerado militar Gaviota- y congelar de manera
efectiva la entrada de finanzas para los militares, quienes tienen una
mano en prácticamente todos los elementos de la economía cubana.

Según el diario y de acuerdo con personas cercanas a las discusiones,
Trump también está considerando el endurecimiento de las restricciones a
los estadounidenses que viajan a Cuba, aliviadas por la administración
Obama. La medida probablemente reduciría la reciente afluencia del
turismo estadounidense a Cuba e impactaría negativamente las operaciones
de las aerolíneas que han iniciado vuelos a Cuba. ?

“El presidente está considerando un aumento en el financiamiento a la
Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional para
programas que promueven la democracia en Cuba, iniciativas que el
gobierno de Castro ha condenado desde hace tiempo como esfuerzos
encubiertos para derrocarlo”, asegura el diario.

El Gobierno del presidente Donald Trump está revisando su política con
Cuba debido a la situación de derechos humanos en la isla, afirmó este
martes durante su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca,
Sean Spicer.

“Estamos en las etapas finales de nuestra revisión de la política
cubana. Sin embargo, aún no se ha tomado una decisión final sobre el
camino a seguir. Anticipamos un anuncio en las próximas semanas, pero no
tenemos fecha para anuncios específicos”, adelantó este marte un
portavoz de la Casa Blanca a The Hill.?

A propósito de la celebración del 20 de mayo, Día de la Independencia de
Cuba, Trump escribió una declaración oficial en la que afirma que “el
pueblo cubano merece un gobierno que respete los valores democráticos,
las libertades económicas, religiosas y los derechos humanos, y mi
gobierno está decidido a dar forma a esa visión”.

La postura del presidente Trump hacia Cuba podría calibrarse desde sus
múltiples declaraciones en plena campaña presidencial, hasta las
críticas al régimen, a raíz de la muerte el pasado 25 de noviembre de
Fidel Castro.

?Cuando visitó en Miami la sede de la Brigada 2506 en plena campaña,
prometió a los veteranos de la fallida invasión a la isla por Bahía de
Cochinos en 1961 luchar por restaurar la democracia en Cuba.

“No los defraudaré”, dijo a los exiliados cubanos que sueñan desde hace
décadas con una Cuba libre.

Y meses después, tras la muerte de Castro dijo “El día de hoy, el mundo
registra la desaparición de un dictador brutal que oprimió a su propio
pueblo durante casi seis décadas. El legado de Fidel Castro es uno de
fusilamientos, expoliación, sufrimiento inimaginable, pobreza, y la
negación de los derechos humanos fundamentales”, señaló.

“Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, espero que el día de
hoy marque un alejamiento de los horrores soportados por demasiado
tiempo, hacia un futuro en el cual el maravilloso pueblo cubano
finalmente viva en la libertad que tanto merece”, subrayó Trump.

“Aunque no se pueden borrar las tragedias, las muertes y el dolor
causados por Fidel Castro, nuestro gobierno hará todo lo posible para
asegurar que el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su camino hacia
la prosperidad y la libertad”, apuntó.

El 28 de noviembre dejó clara su disposición de culminar la política de
normalización iniciada por la administración Obama si La Habana no
cambiaba su postura:

“Si Cuba no está dispuesta a hacer un acuerdo mejor para el pueblo
cubano y los cubano-estadounidenses en su conjunto, pondré fin al
acuerdo”, escribió en Twitter, confirmando algo que había anunciado
desde su campaña cuando prometió que “revocaría” las medidas ejecutivas
de Obamasi no eran restauradas “las libertades en la isla”.

La verdad es que más allá de las consabidas encuestas interesadas, los
medios de prensa manipuladores y los deseos de ciertos grupos
interesados en los negocios con la isla, no habría muchos indicios que
indiquen que la política respecto al régimen marxista de la isla no vaya
a cambiar radicalmente con la administración republicana del presidente
Donald Trump.

Source: “No los defraudaré”, Trump cumpliría pronto aquella promesa de
campaña sobre Cuba –
www.martinoticias.com/a/trump-anunciara-cambios-radicales-de-politica-con-cuba-/146041.html


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *