We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Cooperativas no agropecuarias: Agromercado de la intersección 26 y 41, en La Habana (Foto: Cubadebate)

LA HABANA, Cuba.- El Gobierno cubano afirmó hoy que varias cooperativas privadas, autorizadas dentro de las reformas económicas en el país, actuaban como “pequeñas empresas”, una de las “principales desviaciones” que llevaron a la isla a revisar su política para el funcionamiento de su incipiente sector privado.

Dentro de la pausa temporal de licencias para el sector privado, anunciada la semana pasada, el Gobierno también decidió paralizar la creación de nuevas cooperativas para “acometer un trabajo para perfeccionar su funcionamiento”, aclara hoy el diario estatal Granma.

Las más de 420 cooperativas no agropecuarias existentes muestran “resultados positivos al reafirmase como una fuente de empleo”, sin embargo algunas presentan “insuficiencias” como “apropiación indebida de recursos y de ingresos”, “deficiencias en los registros contables” y “corrupción”.

A una semana del anuncio de la paralización temporal de la concesión de licencias al sector privado, el órgano del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único) ubica también entre las “indisciplinas” a “personas que fungen como socios de varias cooperativas a la vez”.

“Una de las principales desviaciones radica en que algunas cooperativas actuaban como empresas privadas, donde el presidente ejercía como si fuera el dueño, con un mínimo de socios”, explicó Yovana Vega, directiva de la Comisión Permanente para la Implementación de los Lineamientos de la nueva política económica.

Estos contrataban los servicios de trabajadores por cuenta propia como asalariados, “para luego repartir las utilidades solo entre los socios”, reveló Vega.

“Además, se han puesto de manifiesto diferencias significativas e injustificadas en los ingresos que reciben los socios. Nada más alejado de lo que el cooperativismo realmente significa”, puntualizó la directiva de la Comisión, encargada velar por la marcha de las reformas impulsadas por el presidente cubano Raúl Castro desde 2010.

Del más de medio millón de cubanos que se han acogido a las categorías de empleo no estatal permitidas por el Gobierno de la isla, más de 12.000 son socios de cooperativas no agropecuarias.
La gran mayoría de ellos, en torno al 88 %, se dedica a labores de la gastronomía, el comercio, los servicios, la construcción y la industria.

De acuerdo a Granma el “grueso de las deficiencias” encontradas se concentran en las actividades de gastronomía y construcción.

Según el rotativo, en el caso de las cooperativas gastronómicas, no se ha logrado la “transformación necesaria” para lo que fueron constituidas, “ni en imagen, ni en calidad, ni en los precios”, éstos últimos con una tendencia al alza que perjudica a la población.

En el sector de la construcción se manifiesta la “mayor incidencia de la contratación de fuerza de trabajo, que aunque crea valores, no recibe beneficios por la distribución de las utilidades”.

La ampliación del sector privado -donde se incluyen las cooperativas no agropecuarias- en 2010 ha sido una de las reformas clave del Gobierno de Raúl Castro para actualizar el socialismo y reducir las abultadas plantillas del sector estatal.

Hace dos días el Gobierno cubano aclaró que no mantendrá “por un periodo de tiempo muy largo” la paralización de nuevas licencias – entre ellas las de restaurantes privados y rentas turísticas- una medida acogida con preocupación por los autónomos de la isla.

(EFE)


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *