We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Mario J. Pentón

Médicos, maestros y otros "colaboradores cubanos en el extranjero" que trabajan para el Gobierno podrán pagar en CUP, "excepcionalmente" y bajo estrictas condiciones, el arancel para más de una importación anual a la Isla de productos de terceros países. Hasta ahora, según la legislación, el pago de este impuesto solo se podía hacer en CUP en la primera importación y las sucesivas en CUC.

La nueva medida del Ministerio de Finanzas y Precios busca frenar la hemorragia de profesionales que cumplen "misiones" en el exterior y reportan al país grandes beneficios económicos.

Según los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, Cuba ganó más de 11.800 millones de dólares por exportación de servicios en 2016, aunque algunos analistas consideran que la cifra es inverosímil tras la "deserción" de personal médico en algunos países como Brasil y Venezuela.

Según la legislación cubana, las tarifas arancelarias para la importación de productos pueden ser pagadas en moneda nacional una sola vez al año por los nacionales y extranjeros que residan permanentemente en la Isla. El impuesto sobre las importaciones siguientes se abona en CUC. En el caso de los turistas y los cubanos domiciliados en el exterior las importaciones siempre se realizan en CUC.

Muchos de los profesionales que Cuba envía a terceros países son contratados a través de agencias gubernamentales de la Isla que se quedan con la mayor parte del salario del trabajador. Sin embargo, estas "misiones" son consideradas por los trabajadores un estímulo ante la posibilidad de adquirir ropa y equipos electrodomésticos en el extranjero así como un sueldo superior al que devengan en la Isla.[[QUOTE:La nueva medida del Ministerio de Finanzas y Precios busca frenar la hemorragia de profesionales que cumplen "misiones" en el exterior y reportan al país grandes beneficios económicos]]"Ellos [el Gobierno] saben que estamos cansados de que nos exploten. Esta ha sido una exigencia que hemos hecho desde hace mucho tiempo", dice un médico cubano residente en el estado de Sao Paulo, Brasil, que pide mantener el anonimato por temor a represalias.

Para tener el derecho a una segunda importación en moneda nacional "el Jefe del Órgano u Organismo de la Administración Central de Estado a donde pertenece el colaborador" tendrá que dirigir una petición a la Aduana General de la República y sólo se aplicará a quienes tengan que volver a Cuba por "asuntos oficiales", por retraso de sus vacaciones o porque su trabajo en las misiones en el exterior haya terminado antes de la fecha planeada debido a cambios en la plantilla.

"En Venezuela la situación está peor que en Cuba. Lo único por lo que venimos a arriesgar nuestras vidas es por la posibilidad de llevarles algo a nuestros familiares porque hasta el jabón lo tenemos que mandar a pedir allá", explica un enfermero intensivista desde Caracas a 14ymedio.

Este trabajador de la salud, quien teme por su vida debido a la crisis política y económica de Venezuela, no se explica cómo es posible que, aún con todas las ganancias que aportan al Gobierno de la Isla, las autoridades les impongan un arancel por enviar celulares a su familia.

"Nos estaban robando por partida doble: primero nos cogían el sueldo y luego, cuando llegábamos a Cuba, nos sacaban el jugo en la Aduana", afirma el profesional.

Según la ley de importación vigente, los residentes que importen artículos que excedan el valor de 50,99 pesos y hasta 500 pesos, tienen que pagar el 100% del valor del producto y quienes excedan los 501 pesos hasta los 1.000 deberán abonar un 200%.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *