We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Turistas extranjeros pasean por La Habana (Archivo)

MIAMI, Estados Unidos.- A medida que la administración Trump continúa trabajando en las reglas para implementar su nueva política hacia Cuba, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de EE.UU. emitió aclaraciones este martes sobre la política interina de Estados Unidos, reporta el Miami Herald.

Cuando el presidente Donald Trump anunció su nueva política para la isla en Miami el 16 de junio pasado, la OFAC dijo que la única categoría de viajes autorizados por los viajeros estadounidenses que serían afectados eran viajes individuales de persona a persona.

Trump dijo que tales viajes estarían prohibidos porque los viajeros han utilizado esa categoría para disimular viajes que son puramente para el turismo, que los Estados Unidos prohíben.

Sin embargo, en su nueva publicación de “Preguntas frecuentes”, la OFAC dice: “La nueva política también afectará a ciertas categorías de viajes educativos, así como viajes en apoyo al pueblo cubano”.

Las nuevas “Preguntas frecuentes” también dejaron claro que las personas que viajan a Cuba legalmente bajo las categorías de viajes permitidos no tendrían que solicitar licencias. Hasta que se publiquen las nuevas reglas, los viajeros norteamericanos pueden continuar visitando Cuba bajo 12 categorías de viajes permisibles que fueron esbozadas durante la administración de Obama.

No hay una fecha específica todavía para la liberación de las nuevas regulaciones, según el Tesoro.

La publicación actualizada de la OFAC también declaró que la definición de “miembros prohibidos del gobierno cubano” se ha ampliado y que “puede excluir a ciertas personas de la recepción de … remesas”.

El memorándum sobre el fortalecimiento de la política de Cuba que Trump firmó en Miami amplió la lista de personas prohibidas de los miembros del Consejo de Ministros, que incluye al presidente y altos funcionarios militares para incluir también a miembros y empleados de muchas otras entidades gubernamentales,

▪ La Asamblea Nacional del Poder Popular (lo que el Gobierno cubano llama Parlamento)

▪ Miembros de la Asamblea Provincial del Poder Popular

▪ Jefes locales de los Comités de Defensa de la Revolución

▪ Directores generales, subdirectores y funcionarios superiores de todos los ministerios y organismos estatales cubanos

▪ Empleados del Ministerio del Interior y del Ministerio de las Fuerzas Armadas

▪ Miembros y empleados del Tribunal Supremo

El memorándum también contempla a los secretarios y primeros secretarios de la Central de Trabajadores de Cuba y a los principales editores de todos los medios de comunicación estatales como funcionarios prohibidos.

El memorando de junio no especificaba específicamente si estas personas podían recibir remesas, pero en las respuestas a las “Preguntas Frecuentes” se deja claro que al menos algunas de ellas podrían ser excluidas.

Si todos los cubanos que caen en la nueva categoría prohibida no pudieran recibir remesas, William LeoGrande, profesor de gobierno de la Universidad Americana, estima que podría incluir una cuarta parte de la fuerza de trabajo de Cuba o alrededor de un millón de personas.

El nuevo documento de la OFAC también aclaró que los negocios de los Estados Unidos que tienen acuerdos contingentes o de otro tipo con el Gobierno cubano que se acordaron antes de la fecha en que se publiquen las nuevas regulaciones podrán continuar con sus transacciones. Después de que se emitan nuevas regulaciones, la política de Trump prohibirá cualquier nueva transacción directa con cualquier entidad relacionada con los servicios militares, de inteligencia o de seguridad cubanos.

Hasta que se publiquen las nuevas regulaciones, las reglas de la era Obama sobre Cuba siguen vigentes.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *