We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

(Foto: Orlando González)

LA HABANA, Cuba.- Las alarmas se encendieron en la capital después de un artículo publicado en algunos de los medios oficialistas el pasado 12 de Agosto. Según Cubadebate, un posible decomiso de las motorinas de más de 49 cc será la medida para los poseedores de estos vehículos que han sido importados al país “de manera ilegal”.

“Se ha sembrado la incertidumbre y el temor entre nosotros los propietarios de estos vehículos. En lo particular pagué 4500 CUC por mi moto y me dieron un papel de la Aduana que confirmaba que la moto había sido importada de manera legal. Prefiero darle candela a entregársela al Estado. Desconozco en Oriente, pero aquí en La Habana van a pasar trabajo para decomisarnos las motos”, comentó para este diario Julio César, propietario de una motorina marca Italika.

(Foto: Orlando González)

Según Mariela Ruiz González, Asesora Jurídica de la Aduana en la provincia de Cienfuegos, en entrevista para Cubadebate, “se pueden entrar partes de la carrocería y del motor que no sean donde están las numeraciones de ambas. La importación de esas piezas, que les llaman registrales, está prohibida; tú puedes traer partes, pero no todo completo de una vez y nunca las piezas registrales. Ello lo establece el Decreto Ley 320. Nosotros no sabemos cómo esa cantidad de motos entraron al país; sí te puedo garantizar que por aquí no fue. Solo importan carga las terminales de La Habana, Matanzas, Holguín y Santiago de Cuba”.

“Cuando compras una de estas motos, mayormente en Revolico.com (sitio de compra-venta muy popular en la Isla), siempre los vendedores ofrecen papeles de importación aduanales “legales” que de cierta forma daban seguridad al comprador. En La Habana existen miles de estas motorinas de más de 49cc que se encuentran en la misma situación. La mayoría de los propietarios tratan de disimular pegando calcomanías por todo el vehículo con la insignia de los 49cc pero sabemos que la mayoría son de mayor cubicaje. Hasta el momento no hemos recibido ninguna orden de decomiso, pero sabemos que existen muchas en la calle que han sido importadas y otras que han sido armadas he inventadas con partes aquí mismo”, comentó para este diario un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) que por razones de seguridad prefirió el anonimato.

(Foto: Orlando González)

Yoel Hernández, otro propietario de una motorina “ilegal” agregó: “Todo en este país es ilegal, cualquier cosa, lo que a ellos se les ocurra, con lo malo que esta el transporte y para todo son trabas, en lo particular me van a tener que meter preso pero mi moto no se la llevan así tan fácil después de tantos años de sacrificio para poder comprarla”.

“Según el artículo 229 de la Ley 109 (Código de Seguridad Vial aprobado el 1ro de Agosto del año 2010 durante el Quinto Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular), se prohíbe la construcción de vehículos en Cuba, y por tanto su inscripción en las oficinas de registro mediante ensamblaje, por partes, por piezas nuevas o de uso, o de cualquiera que sea su título de adquisición.

(Foto: Orlando González)

“Además, el 230 de esa misma normativa define que en los casos de infracción dispuestos en el artículo anterior, así como la alteración de números de bloques, carrocerías, cuadros de motor (…) se aplicará el decomiso del vehículo”, esclareció el teniente Vismedy Bernal Pérez, oficial de Tránsito en entrevista para Cubadebate el pasado 12 de Agosto.

El transporte en Cuba es un problema de muchos años que todavía hoy carece de una solución viable. Los cubanos se las han tenido que ingeniar por casi seis décadas para poder trasladarse; inventos como las “motos híbridas”, trabas y el temor constante que todo es ilegal, ya son parte del día a día en la Isla para el cubano de a pie.

(Foto: Orlando González)


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *