We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

En memoria de Rolando Barros

West Palm Beach, USA, Ed Prida, (PD) En el tercer piso del edificio del Estado Mayor de la DAAFAR, localizado en 19 y 84, Marianao, desde la llamada Sección Política, Quintín Pino Machado, auxiliado por sus perros de presa de la Contrainteligencia Militar, el primer capitán Félix Reina, el primer teniente José María Rodríguez, Reinaldo Biart Calviac, Estenoz, Angel Conesa y otros, tejían sus redes.

La propia fuerza aérea no dejó de recibir semejante tipo de represión.

El 5 de octubre de 1969, el teniente Eduardo Guerra Jiménez aterrizó en la Base Aérea de Homestead, al sur de la Florida, con el Mig-17AS matricula 232. Recientemente había sido nombrado jefe de plana mayor de un escuadrón en la base aérea de Maleza, en Las Villas.

La CI desató una cacería de pilotos. Alcanzó a primeros capitanes como Ricardo Varona, Julio Mora, Douglas Rudd, Roberto Ruiz de Andrade y otros.

Fidel Castro había encargado la recolección de fotos de varios objetivos militares que había escogido. El propio Rafael del Pino declaró haber participado en esa misión.

Años más tarde, Eduardo Guerra, destruido psicológicamente, regresó a Cuba. Me lo encontré en la Santa María del Mar y me contó que lo embarcaron con esa misión que no logró cumplir. Debía haberse infiltrado en los grupos anticastristas, pero no logró cumplir el objetivo de su misión y regresó en un avión que hubo de secuestrar en New York. Lo recibieron como un traidor. Nunca más supe de él.

La Contrainteligencia Militar, para cumplir su misión de vigilancia y control de la llamada “actividad enemiga” se vale de muchas formas diferentes.

Uno de cada cinco miembros de las FAR es colaborador de la CIM, mientras que las fuerzas armadas de países democráticos utilizan menos del 1% en esta actividad.

Los llamados Órganos de Control alcanzan como hemos visto mucho más allá de nuestras fronteras. Ejemplos elocuentes son la Red Avispa, Ana Belén Montes, Roberto Poll, Yester Pablo Garrido.

Con la furtiva salida de Eduardo Guerra como desertor la CIM buscaba varios objetivos. Uno de ellos, justificar y reforzar con hechos el cumplimiento del Ordeno XIII del Comandante en Jefe, que establecía que cualquier desviación ideológica, relación con persona desafecta, aun de su familia, era “una traición al Partido, al Comandante en Jefe y a la Patria”, porque “los revolucionarios solo podrán ser amigos de los revolucionarios”. El más mínimo contacto directo o indirecto con alguien considerado desafecto era juzgado como “una traición a la Patria”.

Fueron sancionados pilotos de combate por leer novelas durante las guardias, por tener una relación amorosa con alguna mujer con familiares en Miami, etc.

Ya en 1966 en toda la Fuerza Aérea implantaron la consigna de “mi trabajo es Ud.” Te pedían informes de todos los compañeros, todas las semanas, además de las medidas activas para conocer como se proyectaban los pilotos ante determinadas historias o sucesos que solían inventar para que tus colegas dieran opiniones.

Por ejemplo, un subordinado mío me contó que había sido criado por unos tíos que eran muy “gusanos” y que él no podía hablarles sobre Fidel porque le decían que si lo vieran se lo comerían vivo…….Yo no le respondí en la forma que esperaban, ni tampoco tomé un lápiz y un papel para hacerle un informe al teniente Barda sobre dicho diálogo, que consideré absurdo. Eso fue suficiente para que se acabara mi carrera como piloto de combate.

Inesperadamente fui llamado a la jefatura sin imaginarme que era para algo tan grave. Allí estaban, alrededor de una larga mesa, el primer teniente Olivero, sub director de la escuela, quien murió en el accidente del Il-62 en septiembre de 1989, el teniente Barda, Jefe de la CIM en la Escuela de Cadetes de Aviación, el Jefe de la Sección Política y el Jefe de la Sección de Estudio primer teniente Rafael Rimblas y el cadete Lima, militante del Partido con 19 años, (luego cumpliría 15 años de preso político). Me preguntaron cómo explicar mi conducta, con una hoja de servicio tan grande y el prestigio ganado con tanto esfuerzo, por qué yo no informaba sobre comentarios de otros cadetes, yo les dije que no sabía contestar a esa pregunta que nunca había oído nada que mereciera ser informado y que consideraba a todos los cadetes personas confiables, ya que el Departamento de Cuadros cumplía la misión de seleccionarlos, que yo era un alumno en la Escuela que no tenía por qué analizar la calidad de los cadetes. Me preguntaron si había oído algo importante en los últimos días y quien me lo había dicho, y tampoco informé. No le había dado importancia a lo que pudiera haber hablado alguien conmigo, pero seguían insistiendo sobre alguna historia de la familia que me habían contado. Les expliqué que el Cadete # 288 Pedro Hernández me habló de los tíos y yo pensé que si eso sucedía, podría ser solo una vez al año, cuando Pedro tomara vacaciones, y si él estaba terminando un curso de piloto de combate era responsabilidad de los órganos de control y del Departamento de Cuadros que lo había recomendado.

Me dijeron: -Buena respuesta, cadete pero Ud. esta evadiendo la responsabilidad como revolucionario de vigilar por la seguridad del Comandante en Jefe. El Consejo Militar discutirá su caso y oportunamente se le hará saber qué decisión se ha tomado. Puede retirarse.

Pedro Hernández, conocido por el sobrenombre Piraña, llegó a coronel y jefe de la base de Santa Clara. Vivía en Cascorro, Camagüey, a más de 500 Kms. de distancia, y solo podría ir a la casa de los tíos durante las vacaciones.

Nunca informé sobre otros cadetes, mi mente estaba ocupada al máximo porque era jefe de la Compañía de Cadetes y además profesor de la escuela en dos asignaturas importantes, Aerodinámica y Meteorología Aeronáutica.

La sanción fue una reprimenda en privado, pero con nota en el expediente, lo cual arruinó para siempre mi carrera de piloto de caza.

Aparentemente no sucedió nada, pero me enviaron con un pequeño grupo a un trabajo voluntario especial de sacar miles de toneladas de sacos de fertilizante de la bodega cerrada de un barco en el puerto La Fe. Trabajé día y noche sin apenas salir al aire libre y se me quemaron los conductos nasales. De inmediato me enviaron a pasar la prueba de la baro-cámara donde se simula un vuelo con ascenso rápido y descenso casi explosivo de 5,000 y 10,000 metros y se me perforaron los tímpanos. Perdí el curso por baja médica, teniendo que esperar un año en la escuela.

Años más tarde, el primer teniente Rafael Rimblas, siendo piloto de Yak 40 en Cubana de Aviación me hizo la historia de qué había sucedido a mis espaldas después de aquella reunión. pues la Sección Política quería con mi caso, pero La Dirección pidió atenuar la sanción pero los de la Sección Política se oponían. De todas maneras vencieron, al destruirme los oídos a través de los Servicios Médicos con el Dr. Peñalver.

En 1986, siendo Peñalver candidato a Doctor en Neurología del Instituto de Medicina Militar y yo Investigador Científico del BIC, en un almuerzo en Topes de Collantes, muy apenado, me confesó que recibió la orden de hacerme la prueba para destruirme los oídos y sacarme en el momento que empezaría a volar los Mig21 en la URSS. Me susurró al oído: “Alégrate de no haber seguido, quizás hoy hubieras estado en la lista de los muertos…Estás vivo y disfrutando de tremendo almuerzo”.

Muchos pilotos importantes de la Fuerza Aérea como el Capitán Douglas Ruud Mole, el primer teniente Roberto Ruiz de Andrade y otros, fueron sancionados o expulsados por simples chismes, por expresiones inapropiadas o por violaciones del Ordeno XIII.

Toda esta represión permanente estuvo bajo la dirección de Quintín Pino Machado. Tal era su fuerza que hizo cambiar al jefe de la CI, el primer capitán Rolando Lache, por oponerse a sus métodos de trabajo y a la hegemonía del Partido sobre el Mando Militar, al estilo de los comisarios soviéticos.
pridaissues@gmail.com; Ed Prida


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *