We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.


Cubaverdad on Twitter

Taxi recogiendo por tramos en Coppelia (Foto archivo)

LA HABANA, Cuba.- Detalles de un nuevo experimento, esta vez dirigido al servicio de taxis particulares “boteros” fueron dados a conocer en la edición del mediodía del Noticiero de la Televisión Cubana. Algunos directivos del Ministerio de Transporte explicaron en qué consistirán los supuestos beneficios para los transportistas particulares que decidan unirse al experimento.

“Este experimento consiste en ordenar el servicio público que hoy brindan los taxistas privados con medios automotores con capacidades entre 4 y 14 pasajeros”, señaló Marta Oramas Rivero, Viceministra del transporte.

Oramas aclaró que el experimento prevé el diseño de un grupo de piqueras con rutas asociadas, itinerarios fijos y precios preestablecidos de cinco pesos de tramos hasta 8 kilómetros.

“El precio de la ruta total es la suma de estos segmentos. Este sistema de piqueras será operado por una entidad estatal y no por una cooperativa con la cual los porteadores privados que decidan participar en el experimento tienen que establecer relaciones contractuales”.

Dentro de los “beneficios” que obtendrían los participantes se encuentran la venta de combustible a precio diferenciado y la adquisición de partes y piezas en el mercado mayorista a partir de la disponibilidad existente.

“Cuando un porteador privado decida operar en una ruta, se le garantizará la exclusividad del servicio en ese recorrido y no cualquiera podrá hacer uso de ella, sino solo los designados para trabajar allí”.

“Todos los vehículos van a estar señalizados con pegatinas sobre el itinerario y la piquera a la que pertenece. Entre tanto los que no deseen integrarse a este experiencia también estarán identificados con una marca que diga taxi libre”, añadió la Viceministra.

“Se han tenido en cuenta en el diseño de las rutas el acercamiento de la población a los Centros asistenciales, los nudos de intercambio que utiliza la población, así como las rutas privadas que hoy operan. De tal forma, estarán operando los taxis ruteros que gestionan las cooperativas y los taxis privados en igual de condiciones para la población”.

En la capital unos 7 100 trabajadores privados del sector del transporte podrían participar del “experimento”. El Estado cubano en los últimos meses ha tomado  medidas contra estos cuentapropistas, regulando los precios de las rutas, y el nuevo experimento no ha sido acogido con entusiasmo entre los “boteros” de la terminal de Santiago de las Vegas.

“Ningún negocio que se haga con el Estado cubano es bueno. Nos hemos mantenido hasta ahora nosotros solos, no necesitamos de la ‘ayuda del Estado’. Pienso que esto no es para nada bueno, ellos piensan que nosotros somos millonarios y quieren que trabajemos por 20 dólares al mes como hacen con los médicos y los profesionales. En lo particular no pienso entrar en ningún convenio con el Estado y estoy seguro que mis compañeros tampoco”, comentó para este diario Rodrigo Hernández,  un “botero” que cubre la ruta de Santiago-La Habana.


Go to article


Go to Source Site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *